DEPORTARAN AL MEDICO VIOLADOR DEL EVITA

Compartir

El médico del Hospital Evita Pueblo, que hace dos años violó a una joven paciente, acaba de ser condenado a 7 años de prisión. Cuando cumpla la mitad de la condena, será deportado a Ecuador.

Según informó el diario 5Días esta tarde, el Tribunal Oral en lo Criminal (TOC) 1 de Quilmes condenó a 7 años de cárcel al cirujano ecuatoriano Jonathan Paul Aguilar Mora, detenido en noviembre de 2021, acusado del abuso sexual contra una joven de 22 años en una consulta. La víctima, una estudiante, había sido derivada para que realizara una consulta con ese médico en uno de los consultorios del Hospital Evita Pueblo.

La fiscal de Juicio, María de los Angeles Attarian Mena a cargo de la acusación, había solicitado una pena de 7 años de prisión para el médico cirujano por el delito de “abuso sexual con acceso carnal”.

Este miércoles, los jueces Marcela Vissio, María Cecilia Maffei y Fernando Celesia, resolvieron condenarlo a 7 años de prisión y a su expulsión del país. El médico se encuentra detenido desde noviembre de 2021, por lo que cuando cumpla la mitad de la condena en la cárcel será deportado a Ecuador con la prohibición de regresar a la Argentina.

«Me excitó»

Jonathan Aguilar intentó justificarse: «me excitó».

Durante su declaración ante los magistrados, el médico admitió los hechos pero cayó en contradicciones. Aunque reconoció su responsabilidad, afirmó que su comportamiento fue resultado de la excitación y que no pudo contener el abuso, aunque negó la penetración.

Además, testificaron la víctima, J., su madre (quien la acompañaba aquel día), y otra mujer que fue víctima de abuso por ese médico. Se presentaron informes médicos que respaldaron el relato de la abusada.

¿Cómo fue?

El 10 de noviembre de 2020, debido a fuertes dolores abdominales, ella acudió al hospital Evita Pueblo acompañada por su madre y una tía. Después de esperar en la Guardia durante horas, la joven, entonces de 22 años, fue llevada al Consultorio 3, donde el médico la examinó.

Según Erica, la tía, durante la consulta comenzaron a escuchar los gritos de la joven desde el consultorio. Al entrar, encontraron a dos enfermeras con la joven muy alterada, gritando que el médico intentaba violarla.

La joven declaró que el médico le pidió que adoptara una posición específica para realizar un examen, a lo que accedió. Sin embargo, comenzó a sentir dolor y al voltearse vio al médico con los pantalones bajos, el pene erecto y un preservativo puesto, lo que la llevó a gritar.

Dos enfermeras ingresaron al consultorio, una de las cuales encontró el envoltorio del preservativo en un cesto.

Horas más tarde, la familia y la víctima lo denunciaron en la Comisaría 2a de Ranelagh, lo que llevó a la intervención de la Fiscalía y a la detención de Aguilar, quien permanece bajo arresto.