NANOTECNOLOGIA PARA LOS BOMBEROS

Compartir

Los Bomberos de JM Gutiérrez recibieron mil paños de un revolucionario producto nanotecnológico, capaz de mantener libre de virus y bacterias mil metros cuadrados de cualquier superficie de contacto asiduo por un año con una única aplicación.

La donación destinada a escuelas, guarderías y comedores de Berazategui partió de la empresa Líquido Guardian como parte de su programa de Responsabilidad Social Empresaria (RSE).

Los Bomberos Voluntarios del Cuartel 247 Juan María Gutiérrez a cargo de Daniel Halier, y la Asociación del mismo nombre presidida por Alberto Sequeira, serán los encargados de asegurar que el material llegue a los lugares donde se necesita, y que una vez allí pueda ser aplicado de manera adecuada para una protección óptima.

Si bien viene siendo desarrollada, probada y utilizada en Europa desde antes de la pandemia, es a partir de ésta, que la nanotecnología antimicrobiana se transforma en el nuevo estándar para la sanitización en hospitales, lugares de trabajo, medios de transporte, el hogar y también las escuelas y lugares públicos. La nanotecnología ha permitido generar estos revestimientos que, con una sola aplicación, generan una película de partículas de tamaño nanométrico (del orden de la millonésima de milímetro) que eliminan virus, bacterias y hongos por mero contacto, de manera más eficaz y (sobre todo) duradera y segura que los desinfectantes químicos tradicionales.

Esta seguridad y eficacia, sumadas a su no toxicidad y a que las superficies tratadas no quedan alteradas a la vista, el tacto ni el olfato, hacen que la nanotecnología antimicrobiana se haya transformado tan rápido en una herramienta clave incluso en espacios de alta exigencia como las salas de terapia intensiva en los hospitales.

El CEO de Líquido Guardian, quien asiste y asesora por parte de la empresa a las instituciones beneficiadas:

“Una vez aplicados de manera correcta sobre cualquier superficie de contacto habitual, como mesas, picaportes, manijas, pupitres o barandas, Líquido Guardián mantiene su poder desinfectante por más de un año y permite disminuir de manera drástica las infecciones por bacterias y virus”

Ezequiel Barbeito

Mediante su programa de RSE Líquido Guardián está en instituciones como el Hospital Militar Central, la Fundación Nordelta, la Municipalidad de 3 de Febrero, la Asociación Cooperativa del Hospital Fernández, el Instituto Hermanas Pobres Bonaerenses de San José y la Fundación Omint.

La nanotecnología antimicrobiana pasa a ser hoy un concepto fundamental para mejorar los estándares de higiene y calidad sanitaria, tanto en relación con el COVID-19 como a futuro, para prevenir todo tipo de infecciones, hasta las más peligrosas, como las causadas por bacterias multirresistentes.

En este sentido, Líquido Guardián –un producto creado en Alemania y hoy con producción local– ha superado pruebas en laboratorios internacionales de bacteriología y virología. En Argentina su eficacia fue certificada por instituciones como el INTI, EL INTA y el Instituto Stamboulian.