EL COCHE VOLADOR

Un lector del CIB envió esta colaboración.

La foto corresponde a la esquina de calle 370 y Av. Eva Perón, Ranelagh, donde quedó incrustado este Chevrolet sin patente.

Según testigos, el auto iba muy rápido, esquivó a otro y, por no partirlo, mordió el cordón y voló sobre la vereda. Sus tres tripulantes sobrevivieron al impacto.

En la última foto se aprecia mejor el alto de la casa y la marca del neumático derecho en el suelo embarrado por las recientes lluvias. Es probable que el poste de hierro cementado del medio haya contribuido tanto a elevar al auto como a amortiguar el golpe contra la pared que, sin embargo, quedó despintada por la caída de la trompa del vehículo.

Las previsiones de seguridad en la casa, resultaron muy útiles.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *