EL NAZI MENGELE VIVIO EN EL CONURBANO SUR

Compartir

PRIMICIA MUNDIAL

Josef Mengele tenía 38 años cuando recaló en Avellaneda.

Se sabía que había vivido en el norte de Buenos Aires pero el primer indicio de su pasado en la zona sur fue conocido por los lectores de este medio en enero, cuando el entrevistado Ruben Majhen lo comentó al pasar, mientras hablábamos de otra historia de la 2ª Guerra Mundial.

Majhen, a quien conocí hace décadas, al igual que a su entorno familiar y amistoso, me lo relató por teléfono y se lo repitió en dos entrevistas al director del periódico La Misión. El más sanguinario “médico” del nazismo, Josef Mengele, había vivido “a la vuelta de casa”.

Busqué qué se sabía, en la fuente más cercana para todos, Wikipedia, que en este caso cita una altísima autoridad: el libro de Gerald L. Posner y John Ware, Mengele. The Complete Story. Nueva York, McGraw-Hill, 1986. ISBN 0-07-050598-5. pp. 95; 104-105; 107-108. Con esta infrecuente precisión en la red, se corrobora bajo el subtítulo “En Sudamérica”, que Mengele vivió en la zona norte.

También el mejor acervo documental de este país, el Archivo General de la Nación, destaca:

De los domicilios confirmados, sabemos que residió en Sarmiento 1875 (Olivos) y en Virrey Vértiz 970 (V. López).

Legado, publicación digital Nº 7, de octubre de 2017; ISSN 2524-9592.

Hay, sin embargo, un par de referencias a Avellaneda en dos libros.

En Odessa al Sur, Jorge Camarasa escribió:

“El chalet de la calle Virrey Vértiz, abandonado desde 1960, será vendido el 27 de septiembre de 1971 por la empresa Karl Mengele & Sohne. La transacción se hizo en presencia del escribano José María Rodríguez Petit, en Avellaneda, y la escritura lleva el Nº 553. Fue el penúltimo trámite que originó Mengele”.

Camarasa, J.: Odessa al Sur. La Argentina como refugio de nazis y criminales de guerra. Planeta, Bs. As., 1995; ISBN 950-742-656-6 (reeditado por Aguilar, 2012).

El otro libro es del periodista francés Olivier Guez (premio Renaudot 2017). Luego de precisar el ingreso del nazi el 22 de junio de 1949, escribe:

Avellaneda, La Boca, Monserrat, Congreso…, ante un mapa desplegado, se familiariza con la topografía de Buenos Aires y se siente diminuto ante el damero, insignificante como una pulga, él, que hasta hace poco tenía aterrorizado a todo un Reich.

Guez, O.: La desaparición de Josef Mengele. © Éditions Grasset & Fasquelle, 2017. ISBN 978-84-9066-537-8. Edición castellana por TusQuets.

Aterrorizar no es una exageración, habida cuenta de los sadismos a los que sometía a niños y adultos en el mayor campo de concentración y exterminio de la historia: Auschwitz. Allí, Mengele fue capaz de coser por la espalda a dos gemelos para intentar producir siameses; arrancó a un bebé de un parto para arrojarlo al incinerador; experimentó con una familia entera de enanos; mató en una noche a 14 niños con inyecciones al corazón y condenó para siempre a la mitad de los gemelos con los que se ensañó (a la otra mitad la asesinó).

En este mes, la prensa porteña hurgó de nuevo en aquellas historias.

  • Lo hizo el diario La Nación el día 7, a 41 años de la muerte de Mengele.
  • Infobae, dos días después, reprodujo declaraciones del Jefe de Investigaciones Especiales del Departamento de Justicia de EE.UU. contratado para hallar al nazi
  • Perfil, el 24, ahondó en aquella obsesión con los enanos, a propósito de un nuevo libro citado en Infobae.
  • Y eldestapeweb.com lo hizo el 28, para entrevistar a Guez (quien ya había dado notas a Clarín en los últimos años), pero esta vez para desligar a Juan Perón:

Mengele afirmó que se quedaría en Arenales 2460, barrio Norte de la Capital. Perón no podría haberlo sabido debido a que el genocida ingresó con nombre falso; tampoco sabía que había sido el médico de Auschwitz. Además, llegó entre miles de nazis.

Guez, declaraciones a El Destape.

Esta es la primera vez que se aportan datos concretos de su paso por Avellaneda. Como dijéramos en enero, antes que todos los medios porteños: “El conurbano sur no deja de deparar sorpresas”.

“SI MENGELE NO SE IBA, MI VIEJO LO MATABA”

El poeta y escritor Ruben Majhen, columnista en la FM Ciudad, nació en el hospital Rawson un 15 de septiembre de 1941 (ver DNI) y se crió junto a sus padres, una hermana y un hermano en Avellaneda, en el pasaje Chicago (en honor a los mártires) ahora llamado Pasaje Lituania 1077, a la altura de Pilcomayo entre Paraguay y Brasil.

Parece un parábola novelada que las calles entre las que vivía fueran Paraguay y Brasil, los dos países donde tuvo morada al huir de la Argentina.

Lituania 1077.

En ese barrio, donde vivían eslovenos, croatas, serbios, ucranianos y alemanes, se rumoreaba que había llegado un alemán importante -relata Majhen-. Cuando yo tenía unos 8 años, vi a Mengele; vestía camisa negra, pantalón gris y zapatos negros; joven, no llegaba a los 40 años; de ojos negros, morocho de pelo ondulado, flaco.

La zona de Pilcomayo y Brasil, en Piñeyro.

“A mi padre, descendiente de croatas, luego de finalizada la guerra en su país, los alemanes le habían matado al sobrino, Franco Majhen, quien daba coordenadas. Cuando lo atraparon, tiró su arma pero igual lo mataron por matarlo, ametrallado cerca de Vaganski, un lugar montañoso. Eso debe haber influido en que mi viejo amenazara al alemán. Vengaría la muerte de su sobrino. Con un revólver calibre .44, le dijo que se fuera porque iba a matarlo.

“Mengele se quedó duro; dijo que no tenía nada que ver, que él no estaba con las armas, que sólo era médico.

“Al lado de mi casa vivía mi padrino, el lituano Jorge Galbanasquas, quien le dijo:

-¡Esteban! ¿Qué vas a hacer? ¿Sos loco? ¡Vas a matarlo! ¿Qué querés, traer la guerra acá? Si le hacés algo, ¿quién va a mantener a tus hijos?

“Mengele había venido con una alemana que siempre fumaba y acostumbraba a tomar. Vivía a mitad de cuadra de nosotros; en el pasaje Chicago, del barrio Piñeyro. Me quedó grabado, nunca me olvidé y, cada vez que agarraba un libro con su foto, me daba cuenta que era él.

“A una semana de la amenaza de mi padre, Mengele se fue. Jorge le preguntó porqué y él respondió:

-Porque me amenazó el croata; y estos, lo que dicen, lo cumplen.

Mengele en Auschwitz

La gemela sobreviviente de Auschwitz que perdonó al nazi.

Rebotes

El Suburbano del 11 de marzo.
La edición original de enero.

5 Respuestas a “EL NAZI MENGELE VIVIO EN EL CONURBANO SUR”

  1. Recuerdo haber leido hace muchos años, un libro escrito por un israeli que participo de la captura. Parece ser que por alguna razon, el nazi escapó o la noticia que tenian los israelies no era coincidente. Incluso, es posible que sea un film documental, lo buscarè. Abrazo, Alberto Guillotina Moya

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *