FUE ARMADO A LA ESCUELA. SE DISCULPO

Compartir

Matías, rodeado de compañeros en la vereda de la escuela 18 (124 esquina 18), dijo a la prensa:

«El revólver no funcionaba, tenía roto el martillo; sé que estuvo mal haberlo traído pero quiero seguir en la escuela para poder después tener un trabajo».

El niño discutió con sus compañeros y sacó de su mochila un arma y los amenazó, por lo que otros padres reclamaron a las autoridades que tomen una medida.

«Hoy vine al colegio a defenderme y a decirle a los padres que me den una oportunidad, saqué el arma en un momento de calentura, de bronca, pero era para asustarlos ya que ellos me habían venido a patotear para sacarme la bici».

Manifestó, además:

«Algunos padres me quieren pegar, otros me quieren ayudar. Yo estudio bien, me saco 10 en inglés pero algunos compañeros saben que me enojo y me joden. Quiero seguir en la escuela para después tener un trabajo y los lugares en donde estuve no me ayudaron para ir a la escuela».

La escuela 18, a la que concurren en su mayoría chicos de bajos recursos, tiene un gabinete psicopedagógico que trabaja con el chico hace varios años.

«El niño no tiene familia, su papá falleció, su mamá lo abandonó, tiene un tío preso y el otro, quien es el tutor legal, no quiere hacerse cargo de él», dijo a Télam el inspector distrital Hugo Mazzola.

«Es un chico de la calle y el único lugar que tiene es la escuela que lo contiene. Su colegio y sus maestras son su única familia», dijo Mazzola, quien agregó que «hace varios años que presentamos informes al Juzgado de Menores solicitando una familia sustituta pero no tenemos respuestas».

El inspector aseguró que el niño…

«… estuvo en varios colegios pero necesitamos uno que tenga gabinete psicopedagógico para contenerlo mientras esperamos la decisión judicial, que actúa en forma muy lenta. Comprendemos el temor de algunos padres, pero también sabemos de otros que fueron hasta el juzgado para reclamar por una familia sustituta para él».

El docente contó que el nene vivió dos años en Plaza Constitución, por lo que necesita alguien que lo contenga con afecto:

«… de lo contrario, no tiene salida. Lo que hace el colegio, sus docentes y empleados es extraordinario, hasta incluso la cocinera lo llevó a vivir a su casa un tiempo, el chico viene a la escuela cada tanto, su única familia son la calle y algunos amigos. Quizá sea un dilema para la Justicia porque el nene estuvo en varios lados en guarda y se escapó, pero para tomar un ejemplo de lo que sufre el 28 de enero pasado su mamá le había prometido verlo y no vino y ahora tenemos este episodio del arma».

Hugo Mazzola

Fuentes del colegio dijeron a Télam que la vicedirectora Carina Calderón no podía hablar del tema porque «se había tomado licencia» y se limitaron a señalar que ya cumplieron «con todo el trámite pertinente de notificar a las autoridades educativas y judiciales».

Coberturas

Canal 26

Berazategui: niño armado en colegio amenazó a sus compañeros con matarlos

Tiene 11 años, es huérfano y estuvo en un reformatorio. No tiene familia y va a la escuela a comer. Pese a ese contexto lamentable, afirman que es un buen alumno y tiene buenas notas. Su historia.

Un chico de alrededor de 11 años fue armado a una escuela de Berazategui y amenazó a sus compañeros, en un hecho que, según denunciaron los padres de las víctimas, se repite con cierta frecuencia en el establecimiento.

Matías es alumno de tercer grado de la escuela 18, según dijeron testigos en declaraciones televisivas.

Los padres de los compañeros de curso de Matías aseguraron que «no es la primera vez» que el pequeño lleva un arma al colegio y exigieron que haya un control mayor de la situación.

El hecho se dio a conocer en la mañana del lunes, aunque los padres de los alumnos aprovecharon para dejar en claro que el chico fue armado al colegio en otras ocasiones y asustó e incluso golpeó a sus compañeros.

Al parecer, los padres del menor fallecieron hace poco y vive con sus tíos, quienes «lo cuidan a veces», según señalaron los padres de otros menores.

Los padres de los compañeros de escuela aseguraron que están «asustados» y reclamaron a las autoridades que actúen de alguna forma «para evitar una tragedia».

«A mí hijo Agustín quiso llevarlo al baño, pero él se negó porque en la escuela saben que es un chico agresivo. Entonces él le puso el revólver en la cabeza y le dijo que se lo iba a vaciar, que tenía cinco balas», contó una madre.

Según otra madre, el chico acusado escapó hace poco de un «reformatorio» en Lomas de Zamora.

«El chico está huérfano, vive con sus tíos que al parecer son quienes lo cuidan. A ese chico hay que ayudarlo», señaló la mujer muy preocupada. «Un día lo llevaron a un reformatorio, después de que viniera a la escuela con un revólver, pero se escapó y volvió a acá y nos dijo que había estado en un lugar horrible», agregó.

Los padres de los alumnos aclaran que Matías «es un buen alumno», ya que «tiene buenas notas». También destacaron la necesidad de ayudarlo al pequeño y hacerlo sentir contenido.

«Él no tiene familia, no tiene dónde comer, viene a comer a la escuela. Hay que ayudarlo porque todavía es chico y se lo puede educar. Ahora que es chiquito hay que mejorarlo», expresaron dos madres de compañeros.