GENEIRO: “LA INFLACION SE COMIO EL SUELDO”

Compartir

«Estamos viviendo un drama con respecto a la inflación. El promedio del 7,4 por ciento del que hablan es superado por los artículos de la canasta básica. Algunos alimentos han superado el 12 por ciento. Es una situación muy dura sobre todo para los trabajadores que no tienen ninguna posibilidad de actualizar su salario, salvo cuando llegan las paritarias. El que pierde siempre es el trabajador. Tenemos los salarios desactualizados porque cuando llegamos a discutir de nuevo, la inflación se comió el sueldo» puntualizó el gremialista Argentino Tito Geneiro, secretario adjunto de la Unión Trabajadores Gastronómicos de la República Argentina, seccional Quilmes, en una entrevista por FM Del Este.

«Necesitamos que los formadores de precio dejen de jorobar a la gente. Hay que interpelar a la política en general, responsables de lo que pasó en este país en los últimos 60 años. Porque no hay un solo responsable. A los militares no les importábamos, pero a los políticos parece que tampoco. Hay una escalada que se va transformando y no tenemos gobierno que tome el toro por las astas. Todos tenemos una cuota de responsabilidad. Tenemos que tratar de salir adelante… pero todos. Lo cierto es que hay algunos que la están pasando muy bien y aprovechan esta coyuntura complicada para hacer grandes negocios con la actualización de precios. Los intermediarios incrementan el valor de los productos y los aumentos llegan a la gente perjudicando a los trabajadores» explicó luego el dirigente que también es Secretario de Capacitación del gremio a nivel nacional.

Luego insistió: «Necesitamos un gobierno que defina una política integral, no pueden ser parches, tiene que ser una política consensuada con todos los sectores y que todos cumplan con las reglas de juego, con la ley en la mano» y opinó: «las elecciones manejan el rumbo democrático, pero los gobiernos no están a altura de las circunstancias».

Durante la entrevista, Geneiro, que hace muy poco padeció el fallecimiento de Ada Ibarra, su mano derecha, que trabajó a su lado durante décadas, recordó: «durante la pandemia perdimos más de 150 mil puestos de trabajo, han cerrado muchísimos emprendimientos gastronómicos, pero así como nos caímos, la actividad se fue recuperando, no lo hemos recuperado todo pero se nota un incremento. El problema es que los empresarios tampoco están a la altura de las circunstancias».

Y acusó: «Estamos planteando seriamente sobre esta situación porque el empresario mantiene actualizado sus valores al ritmo inflacionario y un poquito más, por las dudas, entonces, de alguna manera, no sufre la inflación, en todo caso sufre cuando tiene menos gente. Pero mantiene actualizados sus valores. Por otra parte, cuando uno va nunca entregan una factura legal, siempre es un recibo que no tiene validez fiscal, entonces a los clientes les cobran el 21 por ciento del IVA pero no va al estado, no se traslada y se pierden miles y miles de millones de pesos».

Contó que se reunieron con la ministra de Trabajo «para que nos den una mano respecto a la evasión, porque estamos en una situación complicada, ya que los beneficios a los trabajadores existen, la salud hay que cuidarla, y todo cuesta mucho dinero, pero los empresarios evaden y eso nos complica a todos. Tenemos que trabajar en conjunto contra la práctica desleal que generan muchos empresarios que no pagan aportes como corresponde, pagan media jornada mentirosa, hacen trabajar 8 horas y pagan cuatro, evadiendo aportes».

«Lo fácil es aumentar los impuestos, pero mejor sería que más gente pague lo que tiene que ser, y no agobiar a unos pocos, pero para eso hay que controlar. El buen comerciante que paga todos sus impuestos, compite de manera desleal con aquel que no paga nada. por eso tiene que haber premios y castigos, acá parece que los vivos siempre ganan la pulseada y los decentes siguen perdiendo» criticó.

«Pasa también en los lugares turísticos nacionales como en Iguazú, Bariloche, Mar del Plata, que son epicentros turísticos de nivel mundial. Tenemos lugares emblemáticos que generan una actividad económica enorme, por eso ahí estamos para hacer un reclamo fuerte, con respecto a la informalidad y al salario de los trabajadores. No es fácil, pero hay que empezar la pelea» reconoció luego Geneiro quien rescató: «El capital y el trabajo tiene que ir de la mano, por eso tenemos que ponernos de acuerdo con los demás sectores gremiales y salir a manifestarse con respecto a una situación que no da para más…»

Massa

Respecto al nombramiento de Sergio Massa, el gastronómico prefirió «esperar con cautela, tengo una impresión personal pero no la puedo trasladar al ámbito institucional. Queremos ver los resultados, los anuncios siempre están pero en la práctica no se ven. Acá el problema es que hay muchos intereses y poderes que van más allá de las cuestiones políticas. Hay poderes que son muy fuertes que manejan en verdad la economía del país, por eso necesitamos gobiernos fuertes. Tenemos un país que potencialmente está en condiciones de darle un bienestar a la gente pero tenemos que volver a la cultura del trabajo, es un compromiso que alguien tiene que asumir. Por eso debe haber medidas integrales, discutir entre todos los sectores. No podemos seguir desperdiciando el dinero de los contribuyentes. Uno tiene que cuidar el dinero porque hay que ser previsible. Acá lo que nos falta es sentido común y compromiso», redondeó el dirigente.