MARIO GIACOBBE SE CORTA SOLO

Compartir

El vecino de Ranelagh de origen justicialista que ejerce como diputado provincial, ya en su segundo mandato, formó un bloque unipersonal que se llamará 17 de noviembre, sintomático nombre que recuerda el regreso de Juan D. Perón.

Mario Giacobbe fue el armador de gran parte de las experiencias políticas de los últimos años por fuera del mussismo en Berazategui desde finales de los años ’80.

Joven inteligente, fue militante de los sectores más progresistas del peronismo; seguidor de Antonio Cafiero, estuvo aliado en la tercera sección con el intendente quilmeño (1995-1999) Federico Scarabino, y con Felipe Solá, desde antes de que llegara a la Gobernación (2002).

En la era kirchnerista, fue el primer candidato a concejal de CFK en 2005. Influyó para que su hermano Ricardo fuera candidato a legislador, cargo al que accedió cuando se liberó una banca por un pase al Ejecutivo provincial.

Cuando la Casa Rosada «compró armado» Berazategui con la conducción de JJ Mussi (a quien convocaron para una Secretaría de Estado en diciembre de 2010), Giacobbe confirmó que, para crecer, debería transitar otro camino.

Primero se fue como secretario de Gobierno de su compañero Darío Giustozzi, intendente de Almirante Brown del 2007 al 2013 (actual embajador en Ecuador), con quien, dos años después, armaron la tercera sección para el nuevo líder del panperonismo que no se sentía del todo representado por el oficialismo: Sergio Massa.

Así, con la arrasadora victoria del Frente Renovador en 2013, Giacobbe -segundo candidato en la lista provincial- ingresó a la Cámara baja.

Un par de años después, el eje opositor se corrió de Massa a Mauricio Macri, lo que devino en la elección presidencial del empresario y de Eugenia Vidal como gobernadora.

Con ella, la Presidencia de la Cámara baja en la Legislatura bonaerense quedó en manos de Manuel Mosca, quien supo llevar la relación con todos los legisladores de origen justicialista.

Con el nuevo tren, hacia 2017, Giacobbe renovó su banca integrado a la lista de la tercera sección por el oficialismo.

Pero este año, el legislador empezó a incomodarse con “las posiciones cada vez más antiperonistas” del vidalismo, según refiere el sitio no oficial Diputados Bonaerenses.

Ya antes de las PASO pensaba en alejarse, pero al parecer fue contemplativo de sus compañeros de bancas: luego de hablarlo con Mosca y el presidente del bloque, Maximiliano Abad (UCR), se limitó a presentar por escrito su decisión (el 18 de septiembre, según la revista La Tecla) pero sin hacerla pública sino hasta ahora, justo a dos meses de aquella elección.

De todos modos, nada de esto se notará en la tarea legislativa que lleva cinco meses de parate, como señala el diario El Día, «el más profundo desde el retorno a la democracia«.

Otras fracturas
El radical Fernando Pérez, secretario de Gobierno en Quilmes con Martiniano Molina, se había presentado como candidato a intendente de Roberto Lavagna por Consenso Federal. Este medio evalúa que la UCR se separará del bloque en diciembre.

La de Giacobbe, con mandato hasta diciembre de 2021, es la primera fractura peronista pero no la última. Sólo falta saber la fecha en que se irán todos los legisladores de origen justicialista, como Elena Torresi, esposa de Osvaldo Mércuri, de Lomas de Zamora, por citar sólo casos de la tercera sección que integra Berazategui.

Este medio se comunicó con Giacobbe, quien se excusó por no estar dando entrevistas formales.

Una respuesta a “MARIO GIACOBBE SE CORTA SOLO”

Los comentarios están cerrados.