“HAY MAS POLICIAS IMPLICADOS”

Compartir

ULTIMO MOMENTO: Detuvieron al Jefe de la DDI, nombrado el domingo en la nota nacional de Alberto Moya.

La implicancia de otros policías lo dijo el comisario Argañaraz al fiscal Ichazo, en la Fiscalía de Berazategui, en la causa por el crimen de Lautaro Morello (18) y la desaparición de Lucas Escalante (26).

El Policía bonaerense, detenido acusado de encubrimiento apuntó contra tres efectivos, un familiar de uno de estos y la primera fiscal de la causa por el presunto ocultamiento de pruebas, según informaron fuentes judiciales.

Sergio Enrique Argañaraz, titular de la comisaría 4a de Bosques, fue indagado por el fiscal Daniel Ichazo por el delito de «encubrimiento calificado por ser el delito precedentemente grave y por su condición de funcionario público en concurso real con incumplimiento de los deberes de funcionario público».

Argañaraz, en su descargo, dijo que el comisario mayor Francisco Centurión debería estar detenido y que recibió ayuda de otros dos jefes policiales de la zona y de un familiar suyo para ocultar pruebas; y que la primera fiscal de la causa, Mariana Dongiovanni, estaba al tanto. En el Poder Judicial consideran que sus dichos son un intento de desligarse de la acusación:

«Dice que todo lo sabía la fiscal, pero en la causa no está y si tenía conocimiento de ocultamiento de prueba debió haberlo denunciado. A su vez, él tenía cuatro audios de los amigos de Lucas y a la fiscal le dio solo dos».

Ichazo pidió la detención de Argañaraz luego de establecer que se negó el 10 de diciembre de 2022 a recibirle la denuncia por «averiguación de paradero» a la madre de Lucas, quien en ese momento era buscado junto a Lautaro. Además, de haber ayudado a Cristian y Maximiliano Centurión (hijo y sobrino del comisario) al eludir la investigación, ya que la familia le aseguró que uno de ellos había estado el día anterior con ambos jóvenes.

Por estos subalternos, el Jefe de la Bonaerense debió venir desde La Plata a declarar la semana pasada.

Liberado bajo caución

El viernes, Ramiro Yair Forchinito (33), asistente del Jefe Centurión en Interpol, recuperó la libertad tras haber sido detenido por «falso testimonio» (entregó como suyo un teléfono celular que no le pertenecía). Salió bajo «caución juratoria», pero sigue vinculado a la causa y no puede acercarse a las familias de las víctimas, salir de la ciudad ni mudarse sin avisar.

Nota de Alberto Moya en la web de H. Verbitsky:

2 Respuestas a ““HAY MAS POLICIAS IMPLICADOS””

Los comentarios están cerrados.