LA DEFENSA DE LOS BIENES COMUNES…

Compartir
EL FUTURO ES HOY. MAÑANA ES TARDE.

El presidente de la Nación dio a conocer el miércoles por la noche el contenido de un DNU que muestra con absoluta claridad cuáles son las intenciones de un gobierno liberal y cuál es su mirada sobre cuestiones centrales como el trabajo, la seguridad social, los derechos constitucionales, los bienes naturales, la soberanía nacional y la económica. Mostrando como bajo el concepto extractivista de la economía está dispuestos a entregar nuestros bienes comunes.

No es lo primera vez que lo hace. Desde antes de asumir el presidente Milei había repetido que el cambio climático no existe, que es una mentira elaborada por grupos socialistas impulsados por intereses políticos que le hacían daño al desarrollo económico.

Entre los ítems puntuales se refirió al desarrollo del extractivismo (minería a cielo abierto, fracking, robo del litio, etc.), a la negación del valor de los humedales y a la anulación de la Ley del Fuego. Todo un paquete que pone en riesgo el agua, los bosques, los humedales, los océanos, es decir que dejó expresado en una normativa su intención para con nuestros bienes comunes, el buen vivir y la opinión respecto a la lucha contra la crisis climática.

Sin que se considere que el Foro toma una posición política partidaria, no podemos desconocer estos riesgos ambientales y manifestar nuestra disposición a seguir en la lucha, junto a otras organizaciones, en defensa de la madre tierra.

Horas antes del discurso y a pesar de todas las medidas intimidatorias -que hasta contó con un “protocolo especial” para impedir la movilización popular-, muchas organizaciones sociales y políticas habían ganado las calles y concentrado en la Plaza de Mayo para recordar los caídos en la trágica represión del 19 y 20 de diciembre del 2001 cuando la sociedad reclamó por sus derechos constitucionales. Fiel a nuestro concepto de que las conquistas (entre ellas las ambientales) se logran en la calle estuvimos presentes con nuestros reclamos.

No hay lugar para el silencio, no hay lugar para mirar para otro lado, sino el esfuerzo de cientos de ciudadanos, con los que peleamos juntos en la defensa de los bosques y humedales de la costa de Hudson y de toda la ribera, la Defensa de la Reserva de Biósfera Pereyra Iraola, del agua, contra los basurales a cielo abierto, el electromagnetismo o contra el extractivismo urbano se habrán perdido en el recuerdo.