LA REFORMA JUDICIAL VISTA DESDE BERAZATEGUI

Compartir

En la paqueta localidad de Ranelagh viven dos encumbradas figuras de la familia Judicial, María del Carmen Falbo y Luis Antonio Armella, cuyas miradas acerca del proyecto de reforma serían menos importantes que sus trayectorias, las que valen ser repasadas para entender qué se quiere modificar.

Armella es el único juez federal de la zona, gracias a la carrera que hizo bajo el madrinazgo de Falbo, viuda de Jorge Deferrari.

Deferrari, del Partido Socialista Popular [* ver comentarios], era de aquellos que repudiaban la violencia en 1974, pero que cosechó otros recuerdos en Berazategui por parte de, por ejemplo, el ex secretario de Gobierno (1973-76) Arturo Ramón:

–El y su mujer, Falbo, siempre fueron anti peronistas. Nos quería fusilar, a mí; a Toto Mussio; a los de la Biblioteca…

Ramón llegó a intendente (1983-87) y, un año y medio después del final de de su mandato, nacía el Departamento Judicial Quilmes. Desde ese agosto de 1989, el primer Juzgado de Menores quedó a cargo de Deferrari.

Falbo era directora de escuela atrás del Batallón Viejobueno. Desde ahí le pedía cosas a los políticos. Al menos así la conoció Angel Abasto, según me relató en una entrevista que le hice hace dos décadas.

La relación se afianzó en tiempos en que ella llegó a presidir el Colegio de Abogados de Quilmes, en los años ’90, Abasto sería la mano derecha de Eduardo Duhalde en la presidencia del Senado y luego sería un influyente diputado nacional que contribuyó a “poner jueces”.

La mitad de ellos les debe su banca a Abasto”, graficó ante mí, alguna vez, la abogada Mónica Frade.

Otro actor de la época fue el intendente quilmeño Aníbal Fernández (1991-1995), quien influyó para el ascenso de Falbo. Luego de sus recordados problemas judiciales posteriores a haber privatizado Servicios Sanitarios, tras haber sido buscado por el juez Ariel González Eliccabe y escondido en una quinta de Angel Abasto, Aníbal consiguió fueros como senador provincial justo antes del pacto de Olivos y la reforma de la Constitución Nacional (1994) y Bonaerense.

Acá, luego de la elección del 2 de octubre de 1994, Duhalde quedó cinco votos abajo de lo necesario para obtener su reelección. En su favor pasó a operar Aníbal, quien cortejaba a los carapintadas del MODIN y, según me contó uno de ellos, Miguel Disiani, le ofreció un millón de dólares para traicionar el mandato popular; lo que Aníbal siempre negó.

En tanto, en Santa Fe operaba Abasto y, según me contó, guarda en una caja fuerte los manuscritos de sus arreglos con Aldo Rico para que los congresales bonaerenses del MODIN completaran los cinco votos que le faltaban a Duhalde.

Ya se sabe que todos se salieron con la suya. Lo que pocos recuerdan es que junto con Abasto, en las bancas reformistas, asesoraba Carmen Falbo.

Con todos ellos quedó muy agradecido Duhalde.

La vecina de Ranelagh, ya viuda, lo menos que consiguió fue que le pusieran el nombre de su marido a la calle donde vive. Eso es una anécdota en comparación con el puesto que obtuvo: Procuradora General de la Provincia; es decir, la jefa de todos los fiscales.

Armella

Y fue justo como fiscal que empezó a hacer carrera Armella.

Nacido en 1969, se recibió en la Universidad Nacional de La Plata (UNLP) y realizó una maestría en Ciencias Penales en la Universidad Católica (UCAlp). Siempre fue pulcro y puntilloso.

Ocupó cargos en distintos juzgados penales del Departamento Judicial de Quilmes, hasta que llegó –bendecido por Falbo– a ser fiscal. Pronto tendrían oportunidad de demostrar la utilidad partidaria de ocupar esos espacios.

En 2003, el pejotismo necesitaba zafar al intendente Jesús Cariglino, detenido por estafa, administración fraudulenta, asociación ilícita y negociaciones incompatibles con la función pública. Falbo llevó la instrucción del caso abierto por el fiscal de San Martín Luis María Chichizola. Frenaron la causa a partir de una contra denuncia que sirvió para entorpecer la investigación y que fuera habilitada por Armella.

Ante él me presenté en 2005 a aportar los primeros elementos de prueba a partir de mi primicia del Arrepentido Rubén Aicardi en lo que se convertiría en la megacausa anti corrupción más grande de la historia de Berazategui, la 256.522. Las pruebas en la Municipalidad desaparecieron cuando Armella les avisó que iría a allanar.

Juan Cáceres, Angel Gallese, Mónica Frade. Una causa que Armella malogró.

El ya se había inscripto en el Concurso 90 para cubrir la vacante del Juzgado Federal de Quilmes. Quedó último en la terna aprobada por el Consejo, detrás de Beatriz Torterola y Domingo Montanaro, pero consiguió que su pliego fuera enviado por el Poder Ejecutivo al Senado, donde fue aprobado.

Por entonces, Aníbal era ministro del Interior de Néstor Kirchner, aunque a partir del 10 de diciembre de 2007, con Cristina Fernández pasaría a ministro de Justicia…

Ya al frente del Juzgado, Armella recibió la orden de la Corte Suprema de ejecutar su sentencia contra la Autoridad de la Cuenca Matanza Riachuelo (ACUMAR) por el estado del Riachuelo (2008).

Se suponía que en eso estaba cuando Juan José Mussi asumió como secretario de Ambiente de la Nación (diciembre de 2010) y, desde ese cargo, presidía las reuniones de ACUMAR.

Quedó expuesto cuando, hacia agosto de 2012, una investigación de Horacio Verbitsky reveló que algunas empresas contratadas para el saneamiento del Riachuelo tenían entre sus titulares a familiares del juez y a la empresa Kartonsec.

La Corte requirió a la Auditoría General de la Nación (AGN) un informe que detallase las contrataciones en el marco de esa causa. Tras recibir el informe de la AGN, la Corte apartó a Armella de la causa, ordenó al Consejo de la Magistratura, y solicitó al Fuero Federal de la Capital Federal que investigasen sus responsabilidades penales.

De acuerdo a un dossier del sitio Chequeado, las causas en su contra se unificaron en el Juzgado Federal 1 de La Plata, a cargo del subrogante Laureano Durán, quien fuera su secretario en el Juzgado Federal de Quilmes. Todo queda entre conocidos.

Cuando el pejotismo perdió la Gobernación (diciembre de 2015), una y otro pegaron el salto. Falbo pasó a ser asesora de Germán Garavano, el ministro de Justicia de Macrí. Los legisladores de Cambiemos cajonearon el juicio político contra su fiscal.

Armella actuó en consonancia: Con medio centenar de gendarmes, allanó la Municipalidad de Berazategui, cuando Carlos Balor estaba a cargo de la Intendencia. En Varela, llevó una causa por malversación de fondos contra Julio Pereyra. En Quilmes, investigó a Francisco Gutiérrez por enriquecimiento ilícito, a la vez que escudriñó sobre el tabacalero Carlos Tomeo por supuestos vínculos con Aníbal F. Según el diario El Día empezaron a decirle “el (Claudio) Bonadío bonaerense. Y siguió, con un allanamiento en Avellaneda contra Jorge Ferraresi (diciembre de 2018).

Al final, el vergonzoso único juez federal de la zona, no fue juzgado, ni apartado por los abanderados del Cambio. Así se perdió una oportunidad de limpiar parte del poder judicial por vías institucionales sin necesidad de reformas.

Los de Cambiemos que no cambiaron aquella situación ahora podrían ser testigos de cómo se les vuelve en contra:

La causa por el espionaje ilegal del gobierno de Mauricio Macrí sobre políticos y periodistas podría cambiar de manos, según publicó LPO, tras el apartamiento de Federico Villena, ya que Juan Pablo Auge es subrogante en el Juzgado 2 de Lomas de Zamora y, hacia noviembre, esa posición quedaría para Armella.

¿Por qué habría de creerse que, esta vez, el juez se comportará sin especulación partidaria?

El ex profesor en Derecho, al presentar el proyecto de saneamiento del Poder Judicial.

Espacio publicitario

8 Respuestas a “LA REFORMA JUDICIAL VISTA DESDE BERAZATEGUI”

  1. el kirchnerista firmante de esta nota pone al pie de la foto de el presidente, «El ex profesor en Derecho, al presentar el proyecto de saneamiento del Poder Judicial».
    Como parte de las estaciones repetidoras del kirchnerismo muchos escribas y seudos politicos quieren hacernos creer que es un «saneamiento» y en realidad es buscar hacer «zafar» a la jefa de ellos de las 13 causas penales en las que esta procesada. ……y la objetividad???
    O es solo teoria el periodismo ??

  2. ¡En qué brete nos encontramos! Los de Cambiemos que no cambiaron nada durante su gobierno, ahora se oponen sin leer siquiera el proyecto; pero del otro lado, quien defendía el proyecto de reforma judicial anoche en C5N era Aníbal Fernández. En fin…

  3. El compañero Dr. Jorge Deferrari era Secretario General de la Confederación Socialista Argentina junto a Alicia Moreau, Ares y humildemente Yo. No perteneció al PSP.

    1. El dato sale de un comunicado en el diario El Sol de 1974: repudiaban la violencia porque “favorece al imperialismo y la oligarquía que trata de jaquear la decisión del 11 de marzo”, afirmaban Jorge Deferrari, Enzo Rocchetta y Jorge Lombardi, socialistas del PSP.

      (De mi libro inédito «Habría que matarlos a todos»)

      1. Hablo del año 81 al 84 al menos. Si quizás pueda haber sido así en el 74 lo desconozco. Su esposa siempre fue peronistas que yo sepa. La intención fue aportar a tu nota, no lo tomes como critica. Trataré de averiguar algo más. Te sigo y comparto tus notas en la edición digital de Face: LAVANGUARDIA Digital Berazategui. Muchas gracias, abrazo.

  4. Todo cháchara,los mismos de siempre nunca tendremos una República como nos merecemos.Nos siguen avasallando.Parásitos saprofitos.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *