LO MATO DE UN TIRO AL CUELLO. ¿Y LA OTRA BALA?

Compartir

La muerte a balazos de una persona en el barrio Primavera se difundió en las redes y los canales de TV con el relato de un intento de robo en el que el supuesto ladrón perdió el arma con la que sería ejecutado. Sin embargo, algunos de los medios que lo difundieron admiten que podría no haber sido así ya que hallan elementos contradictorios con esa versión.

Por lo pronto, hay dos hermanos detenidos aunque los videos muestran a más gente. Se oyeron dos disparos pero solo uno dio en la víctima.

Quienes festejan la versión que les queda cómoda, se suman al canturreo del «uno menos» sin reparar en que la bala perdida podría haber entrado por la ventana de cualquier casa vecina y matado a alguna persona inocente.

En cuanto a los implicados y sus respectivas culpas, se comparte aquí la versión policial y la que trascendió desde los medios masivos (corregimos la sintaxis policial y resumimos las notas de los diarios para evitar reiteraciones).

Un posteo de los allegados al ejecutado.

Lo que la Policía informó a sus superiores

Mediante testimonios y cámaras de seguridad, pudo establecerse que si bien el óbito Cristian Lautaro Daniel González, DNI 41.785.607, de 23 años, intenta cometer ilícito a Walter Lorenzo Acevedo, de 41 años, quien salía de su domicilio con rodado VW Caddy patente RYZ-998, tras un forcejeo se le cae el arma. El delincuente sale corriendo por 118 hacia 14, donde Acevedo toma el arma y comienza a perseguirlo acompañado por su hermano René, de 37 años. A la huida el delincuente pierde un objeto (celular), correr unos metros y vuelve sobre la marcha donde Acevedo, a corta distancia, efectúa dos disparos, tras ello González se desploma sobre la calle. Ambos hermanos hacen contacto con el caído y se retiran. Suben a la camioneta y huyen.

Presente el Dr. Campos y Dr. Pérez, secretarios de la UFI 5, disponen diligencia de rigor sobre el escenario. No obstante, dispone que personal se aboque a la detención de Walter Acevedo,  como el secuestro del rodado. Idóneos secuestran un cartucho 9 mm y se establece que el óbito presenta una herida compatible con un proyectil a la altura del cuello lado derecho.

Las coberturas

Jorge Tronqui publicó la primera foto del cadáver donde se le ve la cara, en medio del charco de sangre.

En una segunda nota, publicó:

Testimonios indican que no sólo todos (los implicados) se conocían, sino que la noche anterior, habían bebido juntos, y podría haberse dado el consumo de estupefacientes, lo que surgirá o no, de la autopsia. La situación se desbordó y hubo una pelea, ya que en el video se ve que cuatro participan de la corrida. La Policía intenta identificar a los otros, que serían del mismo barrio, a la vez que se establecerá hoy de quien es el arma, mientras que los familiares del occiso aguardan la indagatoria en este (martes), a los hermanos.

VeI, web

Forcejeó con un ladrón, le sacó la pistola, lo corrió a los tiros, lo mató y quedó detenido

Avatar de

El vecino quedó aprehendido junto con su hermano por abatir de un disparo en el cuello al presunto delincuente cuando éste se daba a la fuga.

(Por Crónica)

El joven asesinado de un disparo fue identificado como Cristián Lautaro González, de 23 años.
El joven asesinado de un disparo fue identificado como Cristián Lautaro González, de 23 años.

Un hombre mató de un tiro a un joven al que acusó de intentar robarle la camioneta en la puerta de su casa y quedó detenido junto con su hermano.

Ocurrió en la mañana del domingo en la calle 118, entre las 15 y 16.

Fuentes policiales y judiciales indicaron un episodio en que un hombre de 41 años forcejeó con un delincuente que intentó robarle la camioneta blanca utilitaria y lo mató de un disparo.

Según la mujer del asaltado dijo a la Policía, su marido se encontraba junto al hermano, ambos de apellido Acevedo, a bordo de su camioneta cuando un joven, Cristian Lautaro González (23), los abordó con un arma con fines de robo.

La mujer señaló que su marido forcejeó, le sacó el arma y le efectuó un disparo que le impactó en el cuello al asaltante.

Los investigadores, a través de testigos y las cámaras de seguridad de las casas vecinas, constataron que tras forcejear, al joven acusado se le cayó el arma, por lo que salió corriendo por la 118 en sentido a la 14.

Allí observó cuando el hombre tomó el arma y comenzó a perseguirlo, efectuó dos disparos a corta distancia, y uno impactó en el cuello de González.

Tras los disparos, el hombre huyó a bordo de la camioneta utilitaria mientras que su hermano se quedó en el lugar.

El fiscal Carlos Riera, de la UFI 5, caratuló “Homicidio” y ordenó la aprehensión del sindicado como el autor de los disparos.

Secuestraron un cartucho 9 milímetros.

En la noche del domingo, el hombre de 41 años se presentó en la Comisaría y quedó a disposición de la Justicia.

Los acusados como coautores serán indagados por el fiscal, quien determinará cómo acontecieron los hechos y evaluará solicitar el cambio de aprehendido a detenido de los acusados o dictar su liberación.

Este lunes realizarán en la morgue del cementerio de Ezpeleta la autopsia. Según las primeras pericias tiene una herida compatible con un proyectil a la altura del cuello, en el lado derecho.

El canal del Grupo Clarín borroneó la imagen.

“Esto fue asesinato”, la versión de los allegados a “Cachorro”, el joven muerto en Berazategui

(Por Clarín)

Lautaro "Cachorro" González (23), el joven que recibió un disparo mortal en Berazategui cuando, según la Policía, quiso robarle la camioneta a un hombre.

Dos hermanos aseguran que les quiso robar, pero le sacaron el arma y lo mataron. Están detenidos y los indagan este lunes.

«Es todo mentira. A mi amigo lo quisieron bolsillear y no se dejó. Lo corrieron y lo mataron a sangre fría. ¿En defensa? Eran más de tres chabones grandes contra un pibe de menor estatura, así que esto fue asesinato».

Demian

El que habla es un amigo de Lautaro González, el joven que recibió al menos un disparo en el cuello cuando, según le contaron a la policía dos hermanos, quiso robarles una camioneta.

Dos cámaras de seguridad registraron cuando tres hombres corren a «Cachorro» González, quien vivía en el barrio 12 de Octubre y tenía una hija. Uno de ellos le dispara dos veces y luego escapan corriendo. 

Según (dijeron) a la Policía, estaban afuera de su casa cuando un ladrón los asaltó, pero forcejearon, le sacaron el arma y lo mataron. En las filmaciones se ve cuando le pegan una patada mientras ya estaba tirado en la calle.

El hermano del dueño de la camioneta quedó detenido y por la noche se presentó en la Comisaría el hombre de 41 años, que también fue demorado.

Fuentes judiciales aseguraron a Télam que, por el momento, ambos están acusados de ser coautores.

La versión de los detenidos es desmentida por los allegados y familiares de González en las redes sociales. «No era ningún ladrón», dijeron. Y sobre los hermanos, añadieron: «Estos hdp lo van a ensuciar a Cachorro, sabiendo que no es así, que los hdp paguen lo que hicieron«.

En su Facebook, González había posteado en enero una foto con una venda en la cabeza. Según contó, lo golpearon en un boliche. «Así me dejaron ayer la gente de San Luis, una vergüenza, los dos policías, la gente de ahí, todos. Me arruinaron, tengo dos fracturas de mandíbula y puntos en la cabeza, moretones en todo el cuerpo. Me robaron el celular y ahora no puedo comer, hablar, nada«.

Según pudo corroborar Clarín, «Cachorro» no tenía ingresos a ningún penal del Servicio Penitenciario Bonaerense (SPB), aunque todavía no se sabía si había estado detenido en comisarías por algún delito.

Los amigos de González juntan plata para ayudar a la familia a pagar los gastos del sepelio. Se convocaron en la plaza 12 de Octubre para reclamar justicia.

Lautaro "Cachorro" González (23), el joven que recibió un disparo mortal en Berazategui cuando, según la Policía, quiso robarle la camioneta a un hombre.
Lautaro «Cachorro» González (23).

(Por Clarin)

La mamá del muerto: “Le quisieron robar a él, están mintiendo”

Marcela Reynoso (46) asegura que Lautaro González (23) no tenía armas, “no peleaba ni robaba”.

«Le quisieron robar a él, están mintiendo». Reynoso (46) es la mamá de Lautaro.

La mujer habla con Clarín del mayor de sus cuatro hijos, que le dio una nieta, de cuatro años. Dice que no estaba armado y admite que «a los 12 ó 13 años se mandó alguna macana, pero cosas de chicos«.

«Lautaro no peleaba ni robaba, laburaba, no era adicto. Cuando lo mataron volvía de una juntada con unas chicas, porque se había enamorado de una piba. Acompañó a una amiga y se volvía a caminando a su casa. Alquilaba y vivía solo en 132 entre 9 y 10«, agrega.

En enero, le quebraron la mandíbula y en marzo se operó. «Estaba haciendo changas porque la prótesis le daba alergia y tenía que cambiarse los implantes, su cuerpo lo rechazaba«, asegura Reynoso.

«Hay gente que no quiere hablar porque tiene miedo. Son gente peligrosa», advierte la mujer sobre los hermanos imputados.

Señala que «los que salieron a robar fueron ellos y en las imágenes de las cámaras de seguridad se ve que lo que mi hijo levanta del piso es el celular, porque él no tenía armas«.

«Él medía 1,60 y pico, los otros eran dos osos«, advierte mientras la consuelan en la plaza 12 de Octubre, barrio donde vivía el joven. «Pintaba, lijaba, cortaba el pasto«, comenta. Y agrega que su hijo menor, de 9 años, «se daba la cabeza contra el piso cuando se enteró que lo mataron«.

Según pudo corroborar Clarín, «Cachorro» no tenía ingresos a ningún penal del Servicio Penitenciario Bonaerense (SPB), aunque todavía no se sabía si había estado detenido en comisarías por algún delito.

En la mañana de este lunes, familiares de uno de los detenidos pidieron disculpas en las redes y se mostraron preocupados por las versiones de que les querían quemar las casas.

El posteo de una familiar de los dos hermanos detenidos por el crimen en Berazategui.
El posteo de una familiar de los dos hermanos detenidos.

TeleNueve

Edición vespertina.

Espacio publicitario

8 Respuestas a “LO MATO DE UN TIRO AL CUELLO. ¿Y LA OTRA BALA?”

  1. Lautaro no era un delincuente, estaba la vista del video qué lo asesinaron a sangre fría . No sólo le metieron los tiros no estando conforme de haberlo matado lo terminaron pateando. Mataron un joven de 23 años dejando una familia destruida Y como siempre la justicia apoyando a los delincuentes. Quién le explica a su hijita qué asesinaron a su padre. Lautaro merece justicia y el que lo asesinó merece la cárcel. No había derecho de hacer lo que hicieron, difamando a la víctima y condenar a una familia entera a un dolor eterno.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *