MURIO EL CANILLITA DE LA ESTACION RANELAGH

(Por La Misión)

Marcelo Enrique D’Angelo había nacido en Quilmes el 17 de enero de 1947. Cuando tuvo 7 años, su padre Domingo instaló el puesto de venta de diarios en la estación Ranelagh, sobre el andén 2, que va a Constitución.

Gustoso del fútbol, con el tiempo se hizo fanático del Club Independiente y, fiel a los colores, afín a la Unión Cívica Radical «a morir».

De eso hablaban con Julio Ortega cuando, en tiempos de crisis, lo dejaba leer los diarios, a la vez que se ofrecía a recibir y repartir periódicos locales como La Misión; Decisión, de Alberto Sabini; Art.14, de Ulises Caballero, o su Zona Inmobiliaria.

Con los años, los hijos de Ortega pasaron a conocer ese espacio que les sería tan cercano en lo profesional y personal del periódico compraba ahí sus insumos antes de la aparición de internet.

En los últimos tiempos fue internado en la clínica San Martín, de Ezpeleta, donde el viernes 25, a causa de un paro cardíaco, falleció a los 72 años. Después de 65 años de trayectoria, el gremio diariero lo despide con reconocimiento y dolor.

Agradecemos a Analía, su única hija, por las fotos y sus recuerdos.

66 Respuestas a “MURIO EL CANILLITA DE LA ESTACION RANELAGH”

  1. Ah!!! Que triste noticia!!!! Un genio Marcelo, yo tomaba mate cuando esperaba el tren para ir anla facultad. Que descance en paz y fuerza a su familia.

  2. Para mí, es una gran pérdida. A Marcelo lo conocí desde cuando era chiquito y repartía los diarios con el hermano,del puesto que atendía el papá y yo trabajaba de caddy.Se fué un buen amigo, mejor ser humano. Que descanse en paz. Dios lo bendiga. Mis condolencias a toda la familia.

  3. Una gran persona el junto a su hermano toda una vida repartiendo los diarios QEPD Marcelo nuestras condolencias para la familia Fam Uzal López

  4. Mis condolencias a la familia a mí me guardaba las revistas de chiquititas para mi hija y si no tenía la plata o no llegaba me decía llévala tranquila que yo de acá no me pienso ir un genio un gran ser humano

  5. Una muy buena persona, era una parte de Ranelagh. No la estaba pasando muy bien ultimamente. Ojala que ahora descanse en paz. Un abrazo muy grande a Analia y su mama. Tambien recuerdo con mucho cariño a su hermano, tan jovial, acompañandolo en el puesto. Eran muy compañeros, siempre loa recordaremos.

  6. Marcelo cuanto lamento sunpartida! Mis condolencias a la familia! QEPD.
    Cuantod bellos recuerdos tengo de MARCELO y de su hermano EDUARDO! El quiosco de diario de ellos era la parada diaria de mates y charlas mientras esperabamos el tren para ir a trabajsr a Capital.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *