MURIO MABEL HARSICH, EX DIRECTORA DE CULTURA

(Escribe Alberto Moya)

El apellido de Mabel Beatriz Harsich estuvo ligado a la historia de la ciudad desde sus comienzos, a partir de la empecinada tarea de su tío Rodolfo Harsich, desde la Cámara de Diputados de la Provincia, en pro de la Autonomía.

Mientras se discutía y se marchaba, Mabel terminó en 1959 su 5º año del que egresó con el título de maestra normal nacional.

Por entonces, para recibirse, no era obligatorio presentar una tesis, aunque ella sería protagonista de una, seis décadas más tarde, mencionada en el trabajo de Darío Gastón Coronel:

Fiestas populares en el Conurbano Bonaerense: apropiaciones temporarias y disruptivas del espacio público en la ciudad de Berazategui desde la Muestra Anual Educativa (MAE). Facultad de Ciencias Humanas, de la Universidad Nacional del Centro de la Provincia de Buenos Aires. Tandil, octubre de 2017.

Como allí se recuerda, Mabel Harsich de Slingo estaba a cargo de la Dirección municipal de Cultura, conformada en 1976, con oficina en el 7º piso del antiguo Palacio Municipal en Mitre y 14, desde donde se mudó al edificio erigido en terrenos del Obispado de Avellaneda, en calle 15, junto al Politécnico.

«La Dirección de Cultura había estado casi inactiva porque el proceso militar la había considerado un reservorio de izquierda. Una serie de circunstancias ocasionales determinaron que se reimpulsara el área, a cuyo frente fue designada Mabel Beatriz Harsich de Slingo, de la cual dependían el Jefe de Ceremonial y Prensa y tres empleados».

Ana María De Mena: ¡Cumplimos los quince! Evolución del Centro Cultural León F. Rigolleau. Ed. Municipalidad de Berazategui, 1993.

Esos empleados eran Enrique Héctor Rodríguez (hermano de Marta, hijos de Justo), el fotógrafo Leonardo Ledesma y la periodista Ana María De Mena, quien le reconoce a Mabel Harsich que por ella se instruyeron «en los procedimientos administrativos«. Toda su área dependía del secretario de Gobierno, prefecto (RE) Angel Arturo Palmero.

Harsich acompañó el proceso de mudanza hacia las obras casi concluidas el 21 de diciembre de 1977 y a su inauguración oficial el 24 de mayo de 1978. La apertura del CC Rigolleau donde aún funciona, se engalanó una muestra del maestro Gerónimo Narizzano, un concierto del guitarrista Cacho Tirao y un recital poético con Biby Fedele, Pedro Costa y Rodolfo Rossi.

«Años tristes«, reflexionó dos décadas más tarde Juan Carlos Lombán en un acto recordatorio junto al intendente Carlos Infanzón, a quien no le gustó nada esa referencia a la dictadura, según habría de comentarme el gran historiador.

Aunque, en esa época, lo que primaba era el ánimo de la casa nueva que, como toda mudanza, iba plagada de expectativa e ilusión, como describirá Ana De Mena en su escrito de 1993.

En aquel año del 15º aniversario conocí a Mabel, en medio de las relaciones institucionales que teníamos desde lo que llamábamos Orígenes (que mutó de la pretendida Fundación a llamarse Asociación). Mientras algunos conformábamos ese colectivo de vecinos que queríamos cuidar del patrimonio histórico de la ciudad, el gobierno comunal proyectaba crear un Museo. Así lo hicieron. Inauguraron el Museo Histórico y Natural de Berazategui el 20 de junio de 1993.

Harsich, la primera de la izquierda. De Mena, la primera en cuchillas. Moya, el más alto, al fondo.

Mabel venía de otro logro a partir de su diálogo con la vitralista Nidea Danesa que derivó en la creación de la Escuela Municipal de Vidrio (1989/90) que procuraba incorporar la enseñanza de las técnicas del vidrio en el proyecto educativo de la escuela de Bellas Artes Gerónimo Narizano.

Después de tanto trabajo, Mabel fue dejada de lado con menos reconocimiento que el merecido, según recuerdan quienes estaban en la función pública. «El rango de Dirección de Cultura que mantuvo hasta 1991, fue elevado, no para ella sino para Ariel López y recién a partir de 1997 pasó a ser Secretaría de Cultura y Educación«, rememoran quienes querían a Mabel y miraban con desconfianza a Ariel.

La mujer de histórico apellido ligado al nacimiento de ciudad, no se había quedado en los laureles, sino que había aportado mucho desde su lugar. «No ha recibido el reconocimiento que se merece«, me confió alguna vez Noemí Giménez, otra histórica que conoció la ciudad desde sus orígenes como nadie.

Aunque los homenajes decantaron por peso propio; lentos pero no tan tardíos.

Homenaje en marzo de 2011.

Para el día de la mujer de 2011, Mabel Harsich estuvo entre las 17 que recibieron la distinción “Julieta Lanteri, en el Centenario del primer sufragio femenino 1911” a damas de la comunidad. Recibió el aplauso de un centenar de asistentes además de autoridades provinciales y municipales, como la directora general de Museos, Liliana Porfiri, y el por entonces interino intendente Patricio Mussi, en un acto dirigido por Federico, el hijo de López.

Los reconocimientos de 2018.

Me hubiese gustado saludarla hacia junio de 2018, para las Bodas de Plata del Museo Histórico y Natural, que se vendió como «un encuentro donde se reconocería a vecinos importantes para su creación y desarrollo«. No todos fuimos invitados, aunque es valorable que hayan recordado a Mabel entre las homenajeadas, quien puso palabras a lo que la gacetilla municipal destacó como «uno de los tramos más emotivos de la ceremonia«:

“Si uno no hubiese tenido en ese momento el plantel que tenía alrededor, no podría haber hecho nada».

Mabel Harsich, junio de 2018.

Así como ella no se olvidó de su gente, recibió lo que sembró:

Para Marta Mangione, del taller literario Almafuerte, fue «un honor conocerla y trabajar en la Municipalidad en la misma época que ella, gran persona«.

«Fue una excelente Directora de Cultura; mejor compañera y amiga«, dijo la ex concejal María Del Camen Pezet (PJ).

Y la también ex edil Leticia Seliman (UCR) acompañó lo expresado por Noemí Giménez:

Lamentamos el fallecimiento de nuestra compañera y amiga, de excelente trayectoria. Sus restos serán cremados a las 11 en el Cementerio Pereyra Iraola.

Asociación de Jubilados y Pensionados Municipales

13 Respuestas a “MURIO MABEL HARSICH, EX DIRECTORA DE CULTURA”

  1. Uf, que pésima noticia. Mabel fue quien me convocó en el año 87 primero para una muestra de artistas que trabajabamos en gráfica para el público infantil y meses mas tarde ara dar un taller anual de historietas, el primero en el municipio. Siempre la recordaré como una gran persona, inquieta, muy respetuosa del trabajo de los artistas.

  2. Compañera de muchos años. Comencé en el año 1961 en el inicio de la Municipalidad en el antiguo Rigovisor. Tiempo después nos trasladamos a los monoblock, allí conocí a Mabel quien en principio trabajó en la Dirección de Salud hasta su traslado a Cultura. Lamento profundamente su partida. Descansa en paz Mabel !!

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *