MURIO HENDRICKSEN, QUIEN PERSEGUIA A LOS AMBULANTES

Rodolfo Hendricksen era un funcionario municipal a cargo de una brigada de Inspecciones y Bromatología, desde donde debía cumplir y hacer cumplir las normas de salubridad que protegen a los ciudadanos.

No siempre lo hizo con honestidad e hidalguía.

El poder se impone sobre las más débiles. (Foto: Archivo La Guillotina).

Este morrudo funcionario mussista era quien perseguía a vendedores ambulantes que no infringían ninguna norma, como el caso de un vendedor de afeitadoras o curitas, Alejandro Cornicello, afiliado a la UCR, con quien estaban encarnizados. Así lo recordarán los lectores del periódico Art.14, al que la víctima acudió en varias oportunidades ya que su oficina estaba frente a la Municipalidad que regenteaba Carlos Infanzón.

Los valientes burócratas escudados tras la obediencia debida. (Foto: Archivo La Guillotina).

No fue la única patoteada. Muchas personas que quedaban sin empleo a partir de la liberalización del mercado en la década del ’90 salieron a rebuscársela con la habilidad de sus manos. Allí iba la banda de la Trafic blanca a librar su batalla contra los desocupados que pretendían vender comida.

Muchas mujeres, entre lágrimas, acudían al periodismo para relatar historias de persecuciones que incluían patearles las canastas de mercadería y desparramar el fruto de su trabajo por el suelo.

El que miraba de arriba a las laburantes. Detrás de la desocupada, asoma la entonces concejal Irma Bauche, cuando defendía a los pobres. (Foto: Archivo La Guillotina).

Del libro de Moya

«La banda de la Golden Trafic«, la denominó el periódico de Ulises Caballero con una tapa que perduró en la memoria del funcionario, según lo comentó años después.

El libro de Alberto Moya «… Y después la gente va y los vota» (La Guillotina, 2013) da cuenta del empalme de este funcionario en el entramado autoritario del sistema que integró.

  • El 4 de septiembre, rompieron el vidrio del auto de Ulises Caballero, para robarle la agenda; no el estéreo ni nada de valor; sólo la agenda.[1]

El informe “Las peores zonas para ejercer el periodismo en América Latina”, enumeraba:[2]

  • Después de la paliza sin desistimiento (18 de agosto de 2000), Ulises Caballero fue objeto de señas amenazantes desde la Trafic blanca de Inspecciones [conducida por Hendricksen].
  • El 10 marzo de 2003, Cornicello –a quien le falta un brazo– fue increpado y tomado a puñetazos por el director del Multimedios Esperanza, en pleno centro comercial.

[1] Libertad de prensa en jaque. Art.14, de la 1ª quincena de septiembre de 2003, pp 2.

[2] Boyráz: Las “peores zonas para ejercer el periodismo”. Art.14; de la 2ª de julio de 2004.

Triste, solitario y final

En la última semana, desde FM Espacio (91.7 Mhz), el editor Jorge Tronqui comentó que Hendricksen se hallaba mal de salud. También recordó la persecución a Cornicello y el mea culpa: «perseguía al lisiado y ahora el lisiado soy yo«.

[Audio del programa de Tronqui de este viernes 15]

Publicado por Jorge Tronqui en Viernes, 15 de noviembre de 2019
El programa completo. El extracto está en el minuto -57′.

Según Verdad e Investigación, que diera la primicia en la noche de este sábado, ‘Goy’ Hendricksen, después de su jubilación, había caído en una creciente depresión, abonada por su diabetes. Permaneció varios días internado por una complicación hepática con hemorragia interna hasta que murió en el sanatorio.

Su velatorio, este domingo 17 desde las 10, se dispuso en Humberto Primo y Alvear, Quilmes, de acuerdo al posteo de Tronqui, con esta foto:

Rebotes

Esta nota generó olas en el mar mediático. Uno de los aludidos, Tronqui, la comentó en su programa: «la muerte no reivindica a nadie«, opinó, para terminar por evaluar que «no está bien, cuando muere una persona, recordarlo por lo malo, no hace falta, pero cada medio está en libertad de publicar lo que le parece«.

AUDIO. Primera y segunda parte del comentario.

Publicado por Jorge Tronqui en Martes, 19 de noviembre de 2019
Luego del primer minuto se refiere a esta nota.

Publicado por Jorge Tronqui en Martes, 19 de noviembre de 2019
El final del comentario.

12 Respuestas a “MURIO HENDRICKSEN, QUIEN PERSEGUIA A LOS AMBULANTES”

  1. Con el hijo de turco Alejandro se dedicaban a perseguir y secuestrar las pocas cosas que vendia la gente para comer. Las multas duplican el valor de la mercaderia, entonces, la gente perdia lo poco que tenia para vivir. Unos hdp..!!!

  2. despues de todo lo que vemos que pasa de que vale el poder ,la soberbia ,la venganza ,rencor envidia ,,,,no podemos comprar la vida ,pero si podemos construir el amor ,RODOLFO,un excelente compañero ,siempre con una sonrisa ….no querias jubilarte ,amabas el trabajo …YA ESTAS CON DIOS

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *