SECRETOS DE UN NUEVO JEFE POLICIAL

Compartir

(Infosur) En un giro sorprendente, el comisario Edgardo Eliseo Perdiguero fue nombrado como el nuevo jefe de la policía de F. Varela, tras el explosivo escándalo de los ‘polinarcos’ sucede a Ramón Rodríguez. Sin embargo, su llegada está marcada por un historial lleno de sombras y cuestionamientos, que hasta ahora nadie había contado.

El capítulo más turbio en la carrera de Perdiguero se remonta al sangriento triple crimen de los empresarios en General Rodríguez, en el marco de la «ruta de la efedrina».

En el acta sobre este caso, difundida en diciembre del 2012, los Jueces del Tribunal en lo Criminal 2 del Departamento Judicial de Mercedes dictaron sentencia contra los acusados Martín y Cristian Lanata y Víctor y Marcelo Schilacci por el crimen de los empresarios Bina, Ferrón y Forza. Allí, el comisario aparece involucrado en el pedido de investigación por falso testimonio y robo agravado en poblado en relación con el caso, un detalle que deja más interrogantes que respuestas sobre su implicación. Los jueces ordenaron que el Poder Judicial de Quilmes los investigase. Nunca sucedió.

En esa acta se transcribe el testimonio de un testigo en el juicio que arrojó luz sobre las conexiones entre los hermanos Lanatta y la policía, reveló una relación de informantes y colaboradores en actividades ilegales. Perdiguero, que era teniente primero en la DDI de Quilmes, fue implicado en esa red de encubrimiento y protección a los Lanatta, al facilitar operaciones de tráfico de mercadería robada y manipulación de causas a cambio de lucro; un tema nunca aclarado.

La casa en Videla 631, Quilmes, fue el escenario macabro de los asesinatos de Forza, Ferrón y Bina, donde se dice que Perdiguero fue visto varias veces. Aunque no se le vincula con los asesinatos, su presunta participación en la encubierta red de actividades ilegales de los Lanatta sigue siendo un tema candente.

La sentencia del Tribunal de Mercedes no sólo condenó a los implicados en el triple homicidio, sino que ordenó investigar a Perdiguero y demás oficiales por el incumplimiento de sus deberes como funcionarios públicos.

Otro episodio revelador señala a Perdiguero y al oficial Salazar en un procedimiento donde estaban implicados los Lanatta y Schillaci en el robo de un camión cargado. Este incidente destaca las relaciones poco éticas entre los policías y los fugitivos.

La desaparición de pruebas y el encubrimiento de evidencia fueron recurrentes en la investigación del triple homicidio, lo que sugiere una posible colaboración institucional para proteger a los responsables. La jueza María Graciela Larroque indicó que los asesinatos fueron ejecutados por un grupo con apoyo institucional y fuertes recursos económicos, señalando así una conexión más profunda con un sector del gobierno.

Otros secretos

Salieron a la luz preocupantes informes sobre el comportamiento del comisario Perdiguero, quien fue acusado de obligar a sus subordinados a trabajar sin descanso, incluso durante 24 horas consecutivas en el Comando de Patrullas de Almirante Brown, donde recayó como jefe. Uno de los efectivos, agotado, se quedó dormido al volante, lo que resultó en un accidente que por poco se convierte en tragedia.

La carrera del comisario Perdiguero está empañada por acusación de extorsión, con investigaciones en curso sobre un presunto pedido de dinero a cambio de permitir la venta de drogas en la DDI de San Miguel. Este oscuro legado plantea serias interrogantes sobre su idoneidad para liderar la policía de F. Varela y subraya la necesidad de una revisión exhaustiva de su historial y conducta. Pero, todos prefieren mirar para otro lado.

Uno por uno, quiénes son los nuevos comisarios en Varela

Tras el escándalo por la detención de seis efectivos de la Comisaría 2ª de Varela acusados de brindar protección a una banda narco, la superioridad dispuso un movimiento de catorce efectivos.

Los cambios a partir de este 15 de noviembre afectan a efectivos de la Dirección Provincial de Seguridad (DPS) de Varela, la Dirección Provincial de Seguridad Rural (DPRS) y el Comando de Patrullas de Varela (CP).

El comisario mayor Ramón Rodríguez fue trasladado a la Superintendencia de Seguridad Región (AMBA) Sur I (Subjefatura de Policía). En su lugar, asumió Edgardo Eliseo Perdiguero.

El comisario inspector Fernando Hugo Barrientos, jefe de la UPPL de Varela, es trasladado a AMBA Sur I.

El comisario inspector Mariano Javier Galeano, de la Dirección de Control Tecnológico Operativo (Integración Digital), asumirá como jefe de la UPPL.

El comisario inspector Sergio Gustavo Ferreira, de la Superintendencia de Seguridad Región (AMBA) Sur I, pasará al Comando de Patrullas (CP).

El comisario inspector Carlos Martín Risso, del CP de Varela, pasa a la Superintendencia de Seguridad Región (AMBA) Sur I.

Los que se van y los que vienen, estos son los nuevos comisarios

Comisaría 1ª

Comisario inspector (Cdo) Daniel Gustavo Niez, del Comando de Prevención Rural de Brandsen (Coordinación Rural Conurbano Sur), reemplazará a Mauricio Elichalt, que recala en Brandsen.

Comisaría 2ª

Los subcomisarios (Cdo) Angel Gabriel Castillo y Claudio Gabriel Paez son trasladados a Almirante Brown 3ª.

Comisaría Tercera

Comisaría 3ª

El comisario (Cdo) Hugo Alberto Aguilar, de Varela 4ª, es trasladado a Esteban Echeverría 3ª (Villa Transradio).

Comisaría 4ª

El subcomisario (Cdo) Juan Sebastián Jacuet, de la DPS de Varela, es trasladado a la Superintendencia de Seguridad Región (AMBA) Sur I.

Vienen los sargentos (C) Juan Cruz Coronel y (E.G.) Cristian Nahuel Vargas, del Comando de Prevención Rural de Brandsen.

Comisaría 5ª

No se conocieron los cambios.

Comisaría 6ª

Viene el subcomisario (Cdo) Félix Alberto Velázquez, de Echeverría 3ª (Villa Transradio).

Comisaría Quinta

Una respuesta a “SECRETOS DE UN NUEVO JEFE POLICIAL”

Los comentarios están cerrados.