NUEVO ROUND EN EL CONFLICTO DEL VIDRIO

Compartir

Este viernes 8, los empresarios del Vidrio le tiraron dos derechazos a los obreros, que el gremio esquivó.

La pelea empezó a partir de la decisión corporativa de que las pérdidas por la pandemia se les descuenten a los trabajadores, ya con suspensiones, ya con rebajas de 30% en el salario.

A la respuesta activa del gremio, llegaron sendas reacciones por parte de una Cámara de Fabricantes de Vidrio (CaFaVi), y de otra Cámara del Vidrio Plano (CaViPlan). Aunque en cartas del mismo tenor, una la emitieron Rodolfo Sánchez Moreno con Humberto Cattorini, quienes figuran al pie como presidente y vice, mientras que la claque lleva los nombres de Gustavo Arona y Marcelo Trento.

Lo curioso es que tanto la primera Cámara Argentina, como la del Vidrio Plano y sus Manufacturas, comparten la oficina A del piso 14 sobre la misma Av. Santa Fe 3312, e igual teléfono 4825-9008.

Ese detalle no pasó por alto en el Sindicato Obrero del Vidrio y Afines (SOIVA) que las consideró “sellos de goma” y desconocieron su legitimidad.

Los patrones

Sánchez Moreno y Cattorini son conocidos por la comunidad local. El primero es un apellido famoso en Berazategui desde la década del ’70 en que su padre era uno de los directivos de Rigolleau y su nombre trascendió primero por el maltrato hacia los obreros y luego por el atentado del que fue blanco por parte de la guerrilla. Cattorini fue accionista de Rigolleau y tiene su apellido en una planta de Quilmes que los vecinos toman como referencia geográfica. A los otros no los conoce ni el gremio.

¿Qué dijeron las voces patronales?

R. Sánchez Moreno

Escribieron que las medidas del Poder Ejecutivo ante la pandemia

Han afectado los procesos productivos y comerciales de varios de nuestros socios que se vieron alcanzados por las normas dictadas impidiendo seguir produciendo y comercialización a las Ramas: del Vidrio Plano para Construcción e Industria Automotriz, la Fibra de Vidrio, los Termos y la Fabricación de Vajilla…”.

De sendas cartas corporativas sin firmas de puño y letra, aunque una tiene logo de Caviplan

Se consideran “afectados” por la legislación, y piden que sus procesos sean “exceptuados del aislamiento”.

¿Qué dicen los laburantes?

Tenemos la razón, nos alimenta la convicción y ratificamos que la única verdad es la realidad”. Bajo ese título, señalan que las fábricas de Cattorini “no pararon ni para cortar el pasto” y que los escritos confeccionados por la misma computadora, texto y formato semejan “los sumarios policiales grabados en las comisarías en época de dictadura”. Apuntaron como autor intelectual al “abogado anti obrero Sánchez Moreno”, que incurrió en varios errores de forma en sus cartas.

Los seguidores de Horacio Valdez, Secretario General del SOIVA, recuerdan “a un tal Gustavo Arona, como ‘negrero’ serial, que pagó $ 4.000 y dijo que el resto lo pagaría el Estado. Se presume inteligente y tiene rodeada sus fábricas porque los obreros le reclaman por el hambre y la miseria. Repudiamos a este personaje por ser un fraude de la industria nacional que quiere convertirse en monopolio admirando a VASA. Lo denunciaremos ante los organismos públicos. Deberá pagar lo que corresponde”.

En una comunicación interna le hacen saber a sus afiliados:

“Después de dos meses de ansiedad y penurias de los obreros del vidrio que no sabían si iban a cobrar su salario, estos personajes usan de prestado los nombres de empresarios e invocan Cámaras de Cartón, “ninguneando” a los dirigentes sindicales. Basta de mentiras, señor abogado; deje los títeres para el teatro; retírense de una vez, deje que empresarios serios y representantes legítimos de los obreros solucionemos nuestros problemas. Permitan vivir con dignidad a los obreros del vidrio y a sus hijos; no más engaños ni farsas”.

Horacio Valdez, Secretario General SOIVA, en conjunto con el Secretariado Nacional y miembros del Consejo Directivo.

7 Respuestas a “NUEVO ROUND EN EL CONFLICTO DEL VIDRIO”

  1. El gremio nunca nos representa, igualmente hay cosas que no se pueden hacer bajo ningún punto de vista, mi humilde opinión

  2. Me parece totalmente injusto, los trabajadores deben cobrar su salario pase lo que pase en qué país estamos

Los comentarios están cerrados.