DI ZEO, DUEÑO DE CODECOP

Compartir

La PROCELAC dice que Rafa Di Zeo tendría el 20% de la transportadora de caudales que robó $1.400 millones
Los fiscales detectaron documentación por la compra de ese porcentaje. También diez cheques del líder de la barra de Boca, y gastos en su tarjeta de crédito corporativa de Codecop.

El líder de la barra de Boca Juniors, Rafael Di Zeo, siempre negó sus vínculos con la empresa transportadora de caudales Codecop, que robó el año pasado 1.174 millones de pesos y 1,2 millón de dólares a Banco Galicia, Codere y McDonald’s.

Sin embargo, dos fiscales de la Procuraduría de Criminalidad Económica y Lavado de Activos (PROCELAC) detectaron una escritura que certifica la compra del 20% de Codecop, por parte de Di Zeo, en $10 millones, según figura en un «informe de colaboración» reservado, de uso interno del Ministerio Público Fiscal, al que tuvo acceso Clarín.

También encontraron diez cheques firmados por Di Zeo, por otros $25 millones. Y gastos en su tarjeta de crédito corporativa de Codecop, American Express Platinum, por $470.387 en abril del año pasado, entre otros datos que muestran el vínculo del líder de la barra de Boca con la empresa que protagonizó el robo.

El informe de PROCELAC surgió luego de la detención de Zeballos, a pedido del juez y el fiscal de la causa, para que el organismo oficial informe si hubo lavado de activos.

Es que, según declaró el dueño de Codecop, parte del dinero hurtado se habría utilizado en comprar un vehículo y una moto de alta gama a Di Zeo, así como campos y Radio del Plata para Ayerza, entre otros gastos, que incluyen el retiro de varios millones de pesos y cientos de miles de dólares, sin la correspondiente devolución.

El informe está firmado por el fiscal general Mario Villar y la fiscal federal Laura Roteta, cotitulares de la PROCELAC.

Allí plantearon que, «dentro de la digitalización de la documentación puesta a disposición hemos advertido, por ejemplo, que Rafael Di Zeo aparecería adquiriendo el 20% del paquete accionario de Codecop por un total de $10.000.000». Y adjuntaron el Boleto de compra/venta de acciones, que certifica la operación.

Los fiscales dijeron que además se encontró «entre los elementos acompañados una nota de Codecop del 8/7/21, con presunta firma y aclaración de Di Zeo identificando diez cheques por el monto de $2.500.000 cada uno». Y también adjuntaron las imágenes de cada uno de esos cheques en el informe de la PROCELAC.

E incluyeron dos notas de Clarín: «La extraña relación de un empresario acusado de robar $1.000 millones con una radio K»; y «Quedó paralizada la transportadora de caudales del financista de Radio del Plata, tras el robo de más de $1.000 millones».

El informe de los fiscales es previo a que Clarín publicara el mes pasado la nota «El dueño de la empresa que robó más de $1.000 millones involucró a Rafa Di Zeo en Codecop y dijo que llevaban bolsos con dinero al dueño de Radio del Plata».

El Boleto de compra/venta del 20% de las acciones de Codecop, entre Di Zeo y Lucas Zeballos. Fuente: Informe de PROCELAC.

El por entonces dueño de Radio del Plata, Francisco Ayerza, y el detenido presidente de Codecop, Lucas Zeballos, en la sala de monitoreo de la empresa transportadora de caudales.

Pero el informe es coincidente con la información que se publicó en esa nota, de fuentes que pidieron conservar su anonimato y de una síntesis de la declaración indagatoria del detenido Lucas Zeballos, uno de los dueños de Codecop, a la que había accedido Clarín.

En esa declaración indagatoria, Zeballos mencionó 42 veces al líder de la barra de Boca Juniors, con múltiples acusaciones contra Di Zeo. Esa declaración se incluyó completa en el pedido del fiscal para elevar la causa a juicio oral.

Clarín consultó el mes pasado al abogado de Di Zeo, quien aseguró que «Rafa no tiene nada que ver con Codecop. De hecho creo que, si así fuese, tendría que haber dado algunas explicaciones» ante el juez, dijo el abogado Diego Storto.

«El celular de Rafa lo puede tener cualquier persona y si hubiera mensajes o chats que indicasen algo extraño, creo que Rafa debería haber dado alguna explicación», planteó en ese entonces el abogado de Di Zeo a Clarín. Y agregó: «Lo que hace Zeballos es deslindar la responsabilidad que lo tiene preso, con Rafa, que es alguien conocido».

El fiscal federal Leonel Gómez Barbella responsabilizó por el robo de más de $1.000 millones al detenido Zeballos y al gerente comercial, John Cruz Ibarra.

Y le solicitó al juez que, previo a elevar la causa a juicio oral, realice diversas medidas de prueba y «extraiga testimonios» de otras 11 personas mencionadas en la causa, entre las que se incluyeron a Di Zeo y a Ayerza -uno de los dueños de Radio Del Plata hasta que Clarín difundió su participación en el caso Codecop-.

El policía que ahora maneja Codecop está con prisión domiciliaria por extorsión a otras empresas de seguridad. Fue detenido en agosto de 2019, luego de estar prófugo ocho meses, con una orden de captura internacional por el delito de extorsión. A partir de ahí, su hijo Lucas Zeballos se hizo cargo de la empresa.

Pero luego de la detención de su hijo Lucas, en octubre pasado, Carlos Zeballos se hizo cargo de nuevo de la empresa. Y echó a 300 trabajadores de Codecop, a quienes les envió telegramas de despido entre noviembre y diciembre pasado, alegando estar «imposibilitados de otorgar efectiva prestación de tareas» o que los despedidos filmaron las protestas realizadas por los empleados el 10 de noviembre pasado.​

Uno de los telegramas de despido que recibió un trabajador de Codecop.

La empresa redujo las operaciones en su sede central de Varela y cerró las plantas de Mar del Plata y Misiones. Solo quedaron trabajando en Codecop menos de 100 empleados, que se van rotando en la sucursal de Varela. De los 25 camiones propios, quedaron en funcionamiento tres camiones transportadores de caudales.

Los 300 trabajadores echados de Codecop eran todos afiliados al gremio de Camioneros, que conducen Hugo Moyano y sus hijos. Pero el sindicato no realizó ninguna protesta, pese a que recibieron los telegramas cuando regía la prohibición de despidos. Y todavía no se hicieron efectivos los pagos por esos despidos.

Los representantes de Camioneros estuvieron presentes en noviembre en la planta de Varela, por última vez, para romper el paro que realizaba la mayor parte de los trabajadores, ya que habían sido suspendidos y no habían cobrado sus salarios. Después de eso, no se los volvió a ver a los gremialistas de Moyano en las instalaciones de Codecop.

Clarín intentó comunicarse en reiteradas oportunidades con tres dirigentes gremiales de Camioneros, pero ninguno quiso responder.

«Cuando había algún problema gremial, Di Zeo se comunicaba con Camioneros para resolverlo», dijo un exempleado de Codecop.

«Echaron a 300 trabajadores, en diciembre pasado, y el gremio que manejan los Moyano no sacó ni siquiera un comunicado de repudio. Eso que éramos todos afiliados al gremio de los Moyano. Es que Di Zeo tenía línea directa con Camioneros», agregó otro exempleado.

Eso mismo planteó el dueño de Codecop, Lucas Zeballos, en su declaración indagatoria ante la Justicia, donde mencionó 42 veces a Di Zeo.

Los Moyano priorizaron su vínculo con el líder de la barra brava de Boca, antes que con sus 300 afiliados que fueron echados en diciembre pasado de Codecop.


Espacio publicitario