LOS ADEPTOS SEXUALES DE AMERI EN BERAZATEGUI

Compartir

La exhibición erótica del bonaerense Juan Emilio Ameri, legislador por Salta, ha causado risas entre los berazateguenses que conocen la historia de democracia local desde sus comienzos en 1983.

Capítulo 5 de su libro de 2013, con agregados.

DEGENERADOS

Bailando por un sueño
No sabía si arrancar con falafel, keppe, babaganoush o silg bi labane. A Juan José Mussi la comida árabe que se sirve en el Club Sirio lo desborda de entusiasmo, pero no tanto como las contorsiones de una movediza odalisca que se zarandeó frente a su mesa. Ahí sí el intendente de Berazategui no dudó un minuto en sacar 20 pesos de su billetera para ofrendarlos –como se acostumbra– en los breteles de la joven morocha.

Página/12 (2 de octubre de 2006) Schurman, Diego: Misceláneas.

Las cuestiones privadas siempre fueron un tema de Estado: Entre la doble vida del presidente francés François Mitterand, mantenida en secreto por la prensa, y el gobierno británico de John Major, donde quince funcionarios debieron renunciar por escándalos sexuales. (Clarín, 16 de abril de 1995.)

Berazategui no sería excepción, tanto porque tiene historias como para un libro como porque muchas han transcurrido en despachos oficiales. Tres ejemplos tomados de los diarios:

  • En el día de la Mujer, Rito Villafañe manoseó el pecho a una bella empleada del 5º piso de la Municipalidad, que no lo denunció por miedo a perder el empleo; ninguna autoridad le llamó la atención al patotero, ni se disculpó ante ella. (Le tocó un seno y despertó polémica. El Sol, 15 de marzo de 1994, pp 10.)
A declarar. Verdad e Investigación, Nº 441, del 3 de mayo de 2002.
  • Ruben Aicardi y los concejales RAC (Rosario Agustín Curia) y MAL (Mauricio A. Lugones) fueron denunciados por “abuso sexual” contra una desocupada a la que “le daban algún dinerillo por semana” para servirles Café, según declaró Juan Bonino, presidente del Concejo. (Denuncian acoso sexual en el Concejo. La Palabra, 26 de octubre de 2001, pp 3.)

Ante la requisitoria de Decisión, los denunciados se negaron a conceder la entrevista aduciendo, en ambos casos, estar muy ocupados en temas mucho más importantes.(“Te quiero ver desnudita”. Decisión; Nº 120; enero de 2002, en tapa, con foto de ella.)

Otro medio, oficialista, agregó la foto de RAC en tapa (VeI).

VeI, 29 de marzo de 2002.
  • El mismo tipo de denuncia recayó en R, habitué del Concejo. El edil J. Giampietri, del barrio María Angélica, negó que fuera su asesor: “Es un sujeto que anda dando vueltas por la Municipalidad”, minimizó. (DS: Vecinos denuncian a un abusador. Realidad, 28 de febrero de 2007, en tapa).

Otros han usado los despachos oficiales para tener sexo consentido; ni hablar de quienes negociaron puestos en la cama; los listados de amantes; funcionarios regaleros; homosexuales extorsionados; engaños a familiares; viajes de placer; desnudos en el Concejo; una pareja de furtivos que olvidó expedientes en el hotel alojamiento; varios que se chocaron al entrar y salir de ese tipo de lugares; algunos trompeados; hasta un tiroteado que fue tapa de un par de diarios.

Analizar cada caso –se ha dicho– sería objeto de un libro aparte.
Es discutible cuánto de esto perjudicó a los ciudadanos que sí se ven afectados por la mafia que les miente para robarles, como sería el caso de la boleta facturada a la comuna por un desayuno en un hotel lejano.

Este autor cree que las cuestiones personales sin relación con el uso de bienes o fondos públicos, no deberían ser noticiables. Tal el caso de la festichola de desnudos del 25 de septiembre a la que asistieron mujeres del HCD, fotografiadas con celulares, cuya constancia difundió Jorge Tronqui, quien publicó que no daría más detalles para “no perjudicar a Mussi” en plena campaña de 2013; aunque –después de varias indirectas y de deslizar la sigla BB– no difundió más nada; lo mal que hizo. Y lo bien que hicieron ellas en darse permiso para vivir su sexualidad del modo que mejor les pareciera, sin rendir cuentas a una sociedad machista que sí le tolera esas libertades a sus compañeros (de militancia y de la vida), por lo cual no deben ser expuestas ni castigadas ni extorsionadas.

Tronqui: «…Que fantástica, fantástica esta fiesta..!», Politiqueando, VeI, octubre de 2013. (El link original está caído porque cambió de web).

El libro de Moya sobre Mussi

16 Respuestas a “LOS ADEPTOS SEXUALES DE AMERI EN BERAZATEGUI”

  1. Nada de lo hecho en Bera justifica este caso.. el pueblo paga el Sueldos, Internet …vergüenza mundial, todos los días algo nuevo …igualando para abajo.

  2. El accionar del pornodipu es tan repudiable como el del senador que puso una silueta de cartón para disimular que estaba en la sesión …… con la diferencia q uno renunció como correspondía y el otro sigue trabajando a pesar de que también le tomó el pelo a todos

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *