CENTURION: ACAMPE POR LUCAS Y LAUTARO

Compartir

Familiares y amigos del asesinado joven Lautaro Morello realizaron un acampe frente a los Tribunales Penales de Quilmes, con jurisdicción sobre Berazategui y Varela.

Este lunes familiares y amigos del joven asesinado Lautaro Morello realizaron un acampe frente a los Tribunales Penales de Quilmes, sobre la Avenida Hipólito Yrigoyen, en reclamo de una resolución judicial que desliga al ex Jefe policial quilmeño, Francisco Centurión, del crimen y de la desaparición de Lucas Escalante.

Si bien se instalaron con media docena de carpas en la vereda, por la tarde levantaron el acampe, luego de conseguir entregarle a la titular de la Suprema Corte bonaerense, Hilda Kogan, que visitó la sede tribunalicia quilmeña, una carpeta con los detalles y los argumentos de la familia Morello para responsabilizar a Centurión.

Centurión se encuentra detenido bajo la acusación de “sustracción de caudales públicos” por la presunta venta de vales para que los patrulleros carguen nafta, ignorándose su presunta participación en el crimen de Lautaro y la desaparición de Lucas Escalante. Este es el motivo por el cual allegados al asesinado realizaron la protesta.

Fuerte vallado en Tribunales de Quilmes por el acampe de la familia de Lautaro Morello

Las autoridades de seguridad del Departamento Judicial dispusieron vallar la zona, temiendo que pudieran realizar desmanes. Sin embargo, este lunes nadie cometió desmán alguno.

La semana pasada organizaciones sociales de Varela, en apoyo al reclamo de la familia Morello se movilizaron hasta la sede del Juzgado 5 y realizaron pintadas en el frente de la dependencia judicial.

Fiscal apeló el fallo del juez que no le atribuyó al ex Jefe policial la desaparición de Lucas Escalante

(5Días) El fiscal que investiga la desaparición de Lucas Escalante, de quien se desconoce su paradero desde diciembre cuando salió de Varela junto a su amigo Lautaro Morello, quien días después apareció asesinado, apeló el fallo que dictó la prisión preventiva del comisario mayor Francisco Centurión solo por la sustracción de caudales públicos y no por la privación ilegal de la libertad del joven buscado.

En un escrito de 30 fojas, el fiscal Daniel Ichazo pidió al juez de Garantías Julián Busteros que revoque el punto de su resolución en el que sostuvo que no había pruebas para acreditar la participación del policía en el presunto secuestro de la víctima. Ichazo adelantó que si le rechaza este planteo recurrirá a la Cámara de Apelaciones de Quilmes.

«Al resolver, el juez debe exponer el razonamiento jurídico que lo ha llevado a tomar determinada decisión y convencer de que ésta ha sido el resultado de un ponderado estudio de las actuaciones, resguardando de decisiones arbitrarias o infundadas».

Sin embargo, Ichazo consideró que la circunstancia de que la resolución excluyó a Centurión «de la privación ilegal de la libertad evidenciada en autos, sin brindar fundamento, denota que el magistrado de origen ha guardado ‘in pectore’ las razones por las cuales arriba a dicha conclusión».

«Como consecuencia de ello la falta de tratamiento de las cuestiones llevadas a conocimiento del juzgador, imponen un reexamen por parte del superior, de las cuestiones oportunamente planteadas».

Es que Busteros consideró que las maniobras que la fiscalía le imputó al exjefe policial quilmeño «se acercan más a la figura de encubrimiento que en la presente no resulta punible» ya que uno de los principales acusados es su hijo Cristian, preso junto a su sobrino Maximiliano.

La semana previa, el fiscal había pedido la prisión preventiva del comisario mayor por «sustracción de caudales públicos en concurso real con privación ilegal de la libertad agravada por haber durado más de un mes (en el caso de Escalante) y por ser cometida con violencia».

A su vez, el magistrado dispuso que el policía siga detenido en forma preventiva sólo por el primero de los delitos, por la supuesta comercialización de vales para cargar nafta.

En esta causa, Cristian y Maximiliano Centurión están acusados del homicidio de Morello y de la privación de la libertad de Escalante; mientras que, al exjefe de la seccional de Bosques, comisario Sergio Enrique Argañaraz, se le imputa el encubrimiento.