LA SEMANA POLÍTICA

Compartir

Biondo preside el ARI. Kunz y Cuellas (PRO) siguen de joda. El rol de Mussi. Muerte de Carpinetti y su relación con Berazategui.

El finde largo adelanta una semana corta y ligera.

En estos días, Marcos Biondo asumió, por zoom, la presidencia del ARI.

Luego, una de sus primeras convocatorias fue a despedir el año de modo solidario:

Desde la CC-ARI Berazategui intentaremos hacer unas fiestas un poco mejor ante esta adversa realidad. Estamos recaudando donaciones con el fin de realizar viandas navideñas: consistirán en un plato de «Pollo con ensalada rusa» + un postre. Necesitaremos: pollo, papas, zanahoria, carbón, pan. También recibimos alimentos no perecederos y juguetes para Cajas navideñas. Recibimos hasta el 21 de diciembre las donaciones pero hay muchas formas de ayudar, ya que necesitaremos también gente que nos ayude a cocinar, y entregar las viandas. Comunicarte con Marcos (puede dejar su mensaje al pie, en los comentarios).

La convocatoria de Biondo (h).

Claro que Berazategui tiene dilemas más acuciantes, como qué hacer con los concejales Marcos Cuellas y Gabriel Kunz. El ñoqui for export, sigue cobrando acá aunque trabaja en Europa. Mientras que el concesionario Kunz anda escondiéndose de la gente a la que le tomó sus vehículos.

Las víctimas no aflojan (ni lo harán). Le enviaron una carta al presidente del PRO de la provincia, Jorge Macri, para pedirle una reunión que el intendente de Vicente López aceptó. Esa fue la novedad de la semana.

Soto

El reemplazante de Kunz en la lista, Angel Soto, guarda silencio y espera que la definición provenga de los carriles partidarios. Hombre mesurado, que no se expresa en términos altisonantes, sabe que más temprano que tarde la banca le corresponderá.

Entre tanto desbarajuste, Mussi logra esquivar su responsabilidad. Después de haber recibido hace días al ministro de Obras Públicas Gabriel Katopodis, continúa su crecimiento con vías a ganar las elecciones del año entrante.

Juan Cáceres

Nada dirá a favor de aquellos lúmpenes con ínfulas. Sin embargo, ha ordenado a su tropa en el Deliberante que no dejen de encubrirlos. Gana por partida doble: evita que en su lugar asuman opositores que no están comprados y deja correr la versión de que los malos son los del PRO. Puro cálculo político.

Ni a él ni a nadie le importa la transparencia de la democracia.

Varela

La noticia política más notoria de la región provino del hospital El Cruce, cuyo Consejo Directivo es presidido por la hija de Mussi. Allí, el domingo de la semana pasada, murió Julio Carpinetti.

El tres veces intendente de Varela tuvo relación con Berazategui por distintos motivos: visitó la ciudad más de una vez, a partir de que fuera llevado a La Plata para presidir el Ente de Reparación del Conurbano en mayo de 1992.

Carpinetti, con traje claro, detrás del oscuro Carlos Menem.

Berazategui estuvo entre los primeros distritos en recorrer. Aquí, en acuerdo con Arturo Ramón, JJ Mussi acababa de ser reelecto desde diciembre de 1991 y organizaba reuniones semanales en el Centro Cultural Rigolleau para hacerse aplaudir y exhibir “la ayuda” que le daba a los contribuyentes que lo habían votado y le pedían desde prótesis a empleo (aunque a estos últimos los hacía salir sin atenderlos).

Allí recibió un día a Carpinetti, que le gastó una broma al decirle: “vas a tener que agarrar la pala otra vez”. Todos rieron y Mussi forzó una mueca para no desentonar.

Desde el Fondo del Conurbano, como llamaban al Ente regido por el visitante, sin control de la Legislatura, se financió la construcción del Hospital Evita Pueblo (1994) que habrá de inaugurarse cuando Carpinetti ya había sido despedido (1993).

En el minuto 1′ 50» habla de Berazategui.

Cuando “Carpincho” regresó a Varela, no consiguió que su lugar le fuera devuelto por Julio Pereyra, otro berazateguense, ex obrero telefónico, que debió irse del distrito para crecer en política.

En el programa de Jorge Lanata, con María O’Donnell, denuncia coimas en los planes.
Fue concejal en Varela entre 2009-2013.

En la vecina ciudad, durante esta semana, el comunicado más fuerte lo emitió la Comisión Memoria, Verdad y Justicia, que denunció el pasado colaboracionista de aquél con la dictadura y la Triple A.

El autor de esta nota agregó datos históricos chequeados con fuentes documentales para relatar la vida de un hombre clave para la democracia del conurbano.

El informe puede ser leído en El Cohete a la Luna, donde Horacio Verbitsky escribió a sus lectores que “Alberto Moya informa sobre la muerte de Julio Carpinetti, a quien llama El guitarrista de Camps”. Fue muy generoso atribuirme el título. Allí rescato algunos aportes de otro periodista de Berazategui, Carlos Tati Iglesias.

También a Tati se le debe algún aporte acerca de los personeros de la Triple A, tal el caso de una nota que escribiera contra la presencia de Norberto Polaco Cipolat en las sesiones del Deliberante. La nota original en La Colmena, ya no está en línea en la web pero fue rescatada por este CIB.

En la primera nota, se informó que Carpinetti agonizaba. A su muerte, un miembro del Partido Obrero (que no está en la conducción) aportó su recuerdo:

Cuando fueron tomados los terrenos en barrio Güemes, él en persona con la Policía y el aparato mussista dirigió el desalojo. Fueron detenidos José Barrera y otro militante de otra organización. Tuve el disgusto de esquivar dos piñas de este personaje. Después nos movilizamos a la Seccional 1ª donde un grupo elegido por la movilización fuimos recibidos por el comisario en su oficina donde con cámara al hombro nos filmaban. Según decían, los terrenos eran de él. Nunca pudimos saber qué arreglo existió con Mussi.

Otro importante dirigente opositor de Berazategui, agregó:

Lo única información que tuve con él (ni en la Alianza), era relativa a los lotes frente al Cementerio de los judíos (14 y 111) donde está la cancha de fútbol y eran de él. Uno de sus denunciantes, José Luis Calegari, se juntó con  la nieta de Olga Jara (concejal mc por la UCR).

Lo más llamativo es que, a diferencia de otras notas de El Cohete, la que recordaba que Cipolat había baleado a Pino Solanas y descubría que está escondido en el Sindicato de Trabajadores Municipales no mereció ningún rebote en la prensa varelense, ni en los medios de Berazategui que cubren Varela, como Blanco sobre Negro, de Eva Blanco.

Hace poco, Eva B. quiso imponerle condiciones a este columnista respecto de que no nos “autorizaba” a mencionarla. Lo hizo en un comentario de facebook en una foto de 2013. Es raro que haya estado buscando tan atrás, justo después de que el matón de la Triple A fuera descubierto en la misma red social y bloqueara al autor de esta nota cuando le avisó que publicaría su prontuario.

¿Tendrá alguna relación con que Cipolat era un asiduo visitante de la casa matrimonial de Blanco en los ‘70?


El libro de Moya sobre Mussi

3 Respuestas a “LA SEMANA POLÍTICA”

  1. En el predio sobre CARPINETTI, fui el encargado junto a otros vecinos preparar un croquis con cada una de las parcelas con números y los nombres y apellido. Al margen otro dato: los micro ómnibus de una empresa que llevaron a la quiebra que terminaron en TUCUMÁN estaban estacionados en ese mismo predio , casualidad abrazo

  2. Julio Carpinetti, tres veces intendente de Varela y otras veces Concejal. Otro civil colaborador de la AAA y de la dictadura, otro reciclado en democracia que se va sin dar explicaciones sobre las muertes y desapariciones de las que fue cómplice. Cuantos personajes de estos tenemos aun en el conurbano y en el país.
    Gran y necesaria nota de Alberto Guillo Moya

Los comentarios están cerrados.