PRISION DOMICILIARIA PARA EL ABUSADOR ZANCHETTA

Compartir

Había trabajado en Berazategui para la Iglesia Católica, antes de llegar a Obispo en Salta.

Gustavo Zanchetta, condenado este año por el abuso sexual contra dos seminaristas, fue beneficiado con la prisión domiciliaria por la Sala II del Tribunal de Juicio de Orán.

La solicitud de ese beneficio había sido solicitada por el abogado del ex obispo, quien había argumentado que el mismo se encuentra con un «delicado estado de salud». Zanchetta, cumplirá el arresto domiciliario en el Monasterio Nuestra Señora del Valle de Orán, luego del ofrecimiento de las Monjas Concepcionistas.

Juicio contra el ex obispo Gustavo Zanchetta: negó haber cometido abuso sexual y acusó una “venganza”

Según informó a la prensa local el abogado defensor, Dario Palmier, el diagnóstico médico del ex obispo indica que padece una «severa hipertensión agravada por aneurisma en arterias renales».

Zanchetta fue condenado en marzo por abuso sexual simple continuado y agravado al tratarse de un ministro de culto religioso reconocido en perjuicio de dos ex seminaristas.

El tribunal que ahora le otorgó el beneficio de la prisión domiciliaria le impuso la pena de cuatro años y seis meses de prisión efectiva, y ordenó su inmediata detención, tal como lo habían solicitado la fiscal María Soledad Filtrín Cuezzo y el fiscal Pablo Rivero.

El Ministerio Público Fiscal de Salta inició en enero de 2019 las actuaciones de oficio a partir de varias denuncias públicas que señalaban que el ex obispo de Orán había abusado de dos estudiantes, mayores de edad, del Seminario Juan XXIII de Orán.

Las escandalosas revelaciones en el juicio contra un ex Obispo y asesor del papa Francisco

Una de las víctimas reclamó por la prisión domiciliaria 

Una de las víctimas se opuso a la nueva medida y comentó que al lugar donde cumplirá la prisión domiciliaria Zanchetta, asisten niños que cursan la catequesis y van a misa.

En 2017, el Papa Francisco había nombrado a Zanchetta como asesor de la Administración del Patrimonio de la Sede Apostólica (APSA), pero un año más tarde fue suspendido en el cargo, y en enero de 2019 el Vaticano confirmó que había iniciado una investigación por las denuncias de abuso sexual realizadas contra el ex obispo, quien estuvo a cargo de la Diócesis de Orán hasta septiembre de 2017.

Según las denuncias, los abusos sexuales ocurrieron en el edificio del seminario Juan XXIII, de Orán y en una casa particular de la localidad salteña de Los Toldos.

JD / Perfil