¿ASI QUE JOSE POTITO AHORA ES BUENO?

(Foto de apertura: El director del Hospital firma el libro de Oro del Evita Pueblo)

En estos días, a la par que se recordó el 25º aniversario del Hospital, se postuló a su sempiterno director (durante dos décadas) como una pobre víctima del recambio de gobierno provincial de 2015, que lo echó sin esperar a su inminente jubilación ni a su cáncer de próstata.

Para ilustrar acerca del político fallecido el 16 de noviembre de 2016, vayan un par de capítulos (sobre notas publicadas cuando Potito vivía) del libro de Alberto Moya, “… Y después la gente va y lo vota”. Biografía periodística de Juan José Mussi, un barón del conurbano. La Guillotina, 2013 ISBN 978-987-45150-0-1

En el Canal Rosa…

… Tenían cosas robadas: equipos de transmisión; de interferencia de FM; trascodificadores y elementos de TV en el Canal 4 y FM Esperanza donde, durante uno de los tres allanamientos del 15 de abril, el “gerente” gritaba:

–¡Esto es propiedad de Mussi; esto es propiedad de Juan José Mussi![1]

No logró impedir el avance de la Justicia en el estudio, ni en su casa ni en el domicilio del técnico Jorge Tossici, ordenado por la Fiscalía 13 y el Juzgado 1 de Adriana Myszkin.

Aunque la “propiedad de Mussi” es relativa, a partir de lo publicado en el Boletín Oficial:

MULTIMEDIOS ESPERANZA S.R.L.

1º) José Potito, casado, médico, 132 Nº 1747 de Berazategui, L.E 7.788.205; Rosario Agustín Curia, 44 años, soltero, empleado, 142 Nº 2275, DNI 12.551.214; Mauricio Antonio Lugones, 44 años, casado, empleado, 161 y 18, DNI 12.759.260. 2) 18-12-02. 4) 132 Nº 1747 de Berazategui. 5) instalación, explotación de Servicios de Televisión y de Estaciones de broadcasting, subidas y bajadas de ondas hertzianas a satélites de comunicación; servicios publicitarios, turísticos, equipos de electromecánicos y electrónicos. 6) 30 años. 7) Pesos 3.000. 8) Administración: Gerente: Luis Néstor Di Spalatro, mandato 2 años. Ricardo Hugo Salvioli, Abogado.[2]

Lo que sí pertenecía a Mussi era el letrado.

Además de Potito (legajo 7.142, en el CD, y 217.116 como director del Hospital), los otros también eran concejales, ‘Café’ Curia (7.127), varias veces reelecto, presidente del club Los Marinos, luego subsecretario de Desarrollo Social, y Lugones (7.118), vicepresidente 2º del Cuerpo hasta que pasó a la mussinipalidad, apodado ‘Zorro’, como aquel que pagaba con alimentos a la “servidumbre” y desbordaba sus bolsillos de bonos solidarios.[3] Todos trasgredieron la ley de Radiodifusión 22.285 (art. 45): Ni legisladores ni funcionarios pueden ser licenciatarios.

Di Spalatro (6.582) y Tossici (10.603) son buenas personas, trabajadores usados por los dueños, tal cual lo denunciara el técnico cuando relatara que lo habían anotado como empleado del Concejo Deliberante para cobrar un sueldo estatal mientras lo hacían desempeñarse en una empresa privada.[4]

Tossici manifestó que, a partir de la nota en tapa del periódico Art.14 sobre ñoquis en el mussinipio, fue convocado por el director del Canal, Juan Carlos Martino (legajo 10.431), delegado municipal en Hudson y amigo de Mussi. Consta en la Justicia su declaración:

En La Guillotina FM, el técnico relató: “Alguien me había dicho, ‘ojo, que te van a hacer proposiciones deshonestas’. No lo creí, pero por las dudas uno va precavido. Martino me citó en el edificio de 17 y De la Torre, porque había un problema con el equipo. Subimos las escaleras y, mientras, me dice que si alguien preguntaba, –ahí puse el grabador– ‘para no tener problemas tenés que decir que sos sereno del Concejo’. Está grabado”.[5]

En el acta del COMFER por la inspección de abril, consta que el medio “propiedad de José Potito (…) no cuenta con autorización del Comité Federal de Radiodifusión”.

Osvaldo Chamorro (FM Aries), solicitó que los concejales pidiesen informes. Ya el edil Angel Gallese había requerido la lista de empleados porque el 15 de octubre de 2004, habían aprobado sobre tablas un aumento de más de $400.000 para el presupuesto del Legislativo, en los que incluía 106 “empleados” a los que nunca se vio.[6]

Hacia 2013, Martino fue premiado con una concejalía. Todavía está.


[1] Allanan multimedios Esperanza. Art.14, de la 2ª quincena de abril de 2003, pp 5.

[2] Boletín Oficial.

[3] “Trabajo por comida, pero con dignidad”. El Sol, 12 de mayo de 1990.

[4] El arrepentido de Mussi. Veintitrés, 20 de julio de 2006. Sobre nota en La Guillotina.

[5] Red de Radiodifusores de Medios Independientes Comunitarios: Concejales del PJ montaron multimedios y pagan a sus empleados con sueldos públicos en Berazategui; 28 de junio de 2006.

[6] En busca de los 106 empleados del hCD. Art.14, de la 2ª de octubre de 2004, pp 4.

EL MEDICO POTITO

Como director del Evita Pueblo fue denunciado ante el ministro Claudio Mate a partir de que el 28 de julio de 2007 amenazó al médico Raúl Sánchez, titular de la Asociación de Profesionales y dirigente de CICoP:

Potito en persona arrancaba los carteles de llamado a asamblea para tratar el problema de la limpieza del hospital (los 40 empleados de Tang service estuvieron una semana de paro). Ante el pedido del Dr. Sánchez para que depusiera sus acciones anti democráticas, contestó con improperios y amenazas de pelea.[1]

Retuvo la Dirección del Hospital desde su inauguración en 1994. A la vez, estuvo seis años en la presidencia del Concejo Deliberante. Fue de los pocos (contados con los dedos de una mano) reelectos, tanto en su banca como en el estrado mayor. Ningún otro legislador local había acumulado tantos espacios (ni Margarita Mateos, ni Omar Acosta, ni Elsa López, ni Miro Aranda, ni Hugo Guerrieri, ni Héctor Moreyra, ni Curia). Sólo Oscar Arrondo tuvo un poder superior, aunque desde las sombras, no ocupó tantos espacios institucionales; o Ruben Aicardi, que no tuvo tanta influencia pero acumuló una década en el manejo del Concejo. Tras encaramarse al hCD en 2001, aprovechó para instalar el cuestionado Multimedio Esperanza de TV-radio oficialista.

Luego del verano que siguió a la reasunción del intendente, Potito se fue del Legislativo sin que nadie diera explicaciones, como tras la eyección de Carlos Infanzón, en otro verano.

La paz de los cementerios[2]

Su silenciosa despedida se dio sin que hubiera terminado su mandato; ni ninguna gloria. Nadie dio explicaciones al electorado. A pesar de la inactividad de ediles y cronistas en el estío, los 17 concejales mussistas lo comentaban en voz baja con la tradicional prevención de “nadie debe saberlo”. Hasta que el intendente, el 12 de marzo, lo largó en el programa de TV de ‘Tony’ del Greco y Carlos Siniscalchi. La mayoría de la prensa que no estaba de vacaciones guardó un silencio que fue llenado con especulaciones. La consecuente incertidumbre alentó hipótesis infundadas. Así, los sectores más dependientes del oficialismo lo ligaron a una incierta situación en “las Cuentas”. En cambio, voces de la oposición lo ataron al limitado horizonte que conocían: “lo sacaron porque quiso hacerse el sindicalista y pedir un plus extra por el reciente emprendimiento”.

En cualquier caso, el pueblo se libró de un hombre de grito fácil; carente de diálogo hacia la oposición, que lo describía como un médico con modales más de carnicero que de cirujano; empresario mediático incapaz de enfrentar una conferencia ante periodistas independientes; con los dedos demasiado manchados por el manoseo continuo del hospital, donde nunca explicó las denuncias de compra de bienes que no llegaron al Evita Pueblo (desde grandes TV a portones eléctricos jamás instalados).

Mussi no echó a Potito por corrupción, como tampoco dejó de protegerlo ante la enorme cantidad de muertes en el hospital; muchas, bajo sospecha de malas praxis; varios fallecidos por desaprensión o causas evitables; sin insumos básicos o con más de una embarazada en la misma camilla.


[1] Otra vez, Potito. Realidad, Nº 308, del 3 de agosto de 2007, sección Gladiador.

[2] AM: Silencios. Realidad, N° 316, del 29 de marzo de 2008, pp 7.

3 Respuestas a “¿ASI QUE JOSE POTITO AHORA ES BUENO?”

  1. Realmente no entiendo como se puede seguir tapando tanto en berazategui…no entiendo como una intendencia tan corrupta siga frente a un municipio mussi deja de tapar los muertos

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *